Loader
Salud mental

Consejos para manejar las emociones en los adolescentes en tiempos de crisis

Todos debemos hacer ajustes ante la nueva realidad

  • Por Inés Romero
  • 15 OCT. 2017 - 08:30 AM
Photo
Todos estamos sufriendo por las circunstancias que nos ha tocado vivir y los niños no son la excepción. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

En estos momentos, en que todos estamos en un dramático proceso de ajuste tras el paso de un evento tan catastrófico como fue el huracán María, también es importante tomar en cuenta el estado mental y emocional de nuestros niños y adolescentes. “Todos tenemos que ajustarnos a una nueva realidad y una forma muy diferente de vivir a la que estábamos acostumbrados. Todos estamos sufriendo por las circunstancias que nos ha tocado vivir y los niños no son la excepción”, dice el psicólogo clínico Luis M. Sánchez Caso, tras destacar que el impacto emocional en ellos va depender, en cierta forma, de lo que modelen sus padres.

“Los  niños son como esponjas y si los adultos alrededor de ellos están ansiosos y no proyectan seguridad, ellos también se van a afectar”, advierte el psicólogo.

Cabe recordar que, en términos generales, muchos han pasado de vivir en mundo tecnológico y de redes sociales a otro sin ningún tipo de conexión electrónica. O los que, desafortunadamente, han perdido su hogar y un entorno estable y seguro.

“Durante los primeros días es normal que haya confusión, rechacen hablar de lo que sienten y estén distraídos o ausentes”, indica el doctor Sánchez. Un panorama que puede ir cambiando según pasan los días y que se puede agravar, con síntomas como pérdida de apetito, insomnio, dolores de cabeza y pérdida de interés en actividades que antes le agradaban.

Según explica el doctor Sánchez, es importante crear un clima de confianza y buena comunicación para propiciar que el niño pueda hablar abiertamente de cómo se siente según se vaya normalizando la situación.

“Se les puede hablar de que todo va a ir mejorando, de que somos capaces de superar los problemas”, recomienda el psicólogo, tras mencionar el concepto de resiliencia o “la capacidad de enfrentar la adversidad y salir fortalecido de ella”.

“Muchos adolescentes no están haciendo las actividades que normalmente llevaban a cabo, así que hay poca tolerancia e irritabilidad.  Y los padres pueden ser facilitadores para hacer dinámica de grupo con otros jóvenes de su edad. También es momento de fomentar los juegos tradicionales, como jugar cartas, correr bicicletas o jugar en la calle. Además de enseñarles la importancia de la solidaridad y que cuando las situaciones se enfrentan en colectivo se superan más fácilmente porque todos trabajamos para mejorar las circunstancias que nos afectan”, aconseja el psicólogo, mientras enfatiza en la importancia de fomentar  el respeto y la tolerancia.

Además, es un buen momento para enseñarles el valor de la compasión y la empatía.

Para salir adelante

Algunos consejos que los adultos pueden poner en práctica  para ayudar a los más jóvenes de la familia:

  • Brindar apoyo emocional, no importa que el niño o adolescente intente ignorarlo
  • Entender los síntomas, no negarlos y tratar de aliviarlos
  • Reforzar la autoestima. Es importante porque ante una situación que es superior a nosotros, tendemos a pensar que el daño es irreparable
  • Que vuelva a la escuela lo antes posible y que empiece a compartir con sus pares.

Fuente: Dr. Luis M. Sánchez Caso. (El psicólogo ofrece talleres gratuitos dirigidos a superar la experiencia del huracán. Más información en drsanchezcaso@gmail.com)

   

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba