Loader
En contacto con tu ser

Estrategias para mantener la espiritualidad en medio del ajoro diario

Es la fuerza que impulsa al ser humano a descubrir su potencial y darle sentido a su vida

Photo
Muchas veces, el concepto de espiritualidad se confunde o se utiliza como sinónimo de religiosidad. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

La búsqueda de la espiritualidad es innata y constante en el ser humano, la fuerza que lo impulsa a descubrir su potencial y darle sentido a su vida. Sin embargo, en tiempos de tanta prisa y estrés, en que hay una sensación de que la vida es solo éxito, dinero, placer, trabajo y rutina diaria, es posible que ese propósito se pierda de perspectiva.

Además, muchas veces el concepto de espiritualidad se confunde o se utiliza como sinónimo de religiosidad.

“La religión es un fenómeno sociocultural y lo espiritual es algo personal”, establece la historiadora y profesora universitaria Carmen Romeu Toro, estudiosa de la historia cultural de la religiosidad de Puerto Rico y miembro del Círculo de Investigación y Documentación Espiritismo y Cultura (CIDEC). En ese sentido, indica que se trata de un sistema organizado de creencias y prácticas compartidas por una determinada colectividad. “Son religiones institucionales o instituidas que se han desarrollado a través de los siglos”, agrega.

Pero explica que, si una persona no está dentro de los patrones de una religión, como quiera tiene espíritu y tiene la capacidad de ejercer su espiritualidad y crear sus propias estructuras para relacionarse y para entrar en contacto con su espíritu. “Si una religión no lo llena, por la razón que sea, la búsqueda continúa, y no creo que se deba juzgar o ver como algo negativo”, comenta.

En cambio, la historiadora señala que la espiritualidad es la fuerza o impulso que mueve a las personas y que se manifiesta según sus creencias y valores individuales. “Es la esencia del ser humano en la búsqueda de sus significados y en la búsqueda de sí mismo. La espiritualidad nace en la persona y se extiende a todas las facetas de su vida”, explica Romeu.

De hecho, señala que la relación del ser humano con su espiritualidad es algo que se ha visto a través de la historia de la humanidad en las diferentes culturas, sea indígena, asiática, africana u occidental.

Sin embargo, comenta que esa preocupación de la relación del cuerpo y espíritu también ha estado atada al concepto de Dios, de una trascendencia, de algo que va más allá de nosotros y del que todos somos parte.

Desarrollo espiritual

Según Romeu hay aspectos que están presentes en las religiones y que, independientemente de las creencias, pueden ayudar al desarrollo espiritual. Por ejemplo, lo primero sería tener una filosofía o unos principios que rijan la espiritualidad.

“Eso también estaría relacionado con unas reglas o normas, unos valores. En las iglesias se llaman mandamientos o códigos, pero uno los puede ir construyendo en términos de ir encontrando lecturas que tengan sentido para nosotros y que puedan ir formulando los fundamentos de nuestra filosofía”, recomienda la profesora.

De hecho, dice que puede ser una doctrina reconocida o una combinación de lo que encontremos, de lo que mejor vaya de acuerdo con nuestro pensamiento y valores.

En ese sentido, subraya que la práctica de esos fundamentos filosóficos podría constituir esa visión de espiritualidad. “Si servir y ayudar a otros es importante, entonces en mi práctica de vida eso va a ser importante, independientemente de que yo sea parte de una religión o no o que vaya a una iglesia o no. Son valores universales, pero todo va a depender cómo lo ejerce cada quien”, indica Romeu, quien cree que una persona puede desarrollarse espiritualmente sin tener una religión específica o una atadura religiosa.

De la misma forma, señala que puede haber una búsqueda de figuras históricas que sirvan de inspiración. Entre ellas, menciona a Jesús, Buda o Mahoma. “Hay una gran diversidad de figuras que pueden ser inspiradoras”, agrega, tras resaltar la importancia de encontrar una filosofía de vida que sea de aceptación a la diversidad de pensamiento y de formas de vida.

Lo que te puede ayudar a conectar con tu espiritualidad:

- Encuentra el balance en tu vida. Es importante tener un equilibrio, estabilidad física, mental, ambiental y emocional.

- Aprende a mirar hacia arriba por lo menos una vez al día.

- Aprende a meditar. Te ayuda conectar con tu yo interior.

- Ayuda a los que lo necesitan y sé solidario.

- Aprende a perdonar.

Recursos

- El Centro Zen de Puerto Rico

- Centro Budista Ganden Shedrub Ling (Tradición tibetana) 

- Centro Budista Padmasambhava (Tradición tibetana) 

- Contemplative Outreach (Oración Centrada cristiana) 

- Meditación Mindfulness Para el Bienestar (Secular) 

- Instituto de mindfulness (Secular) 

  • Compartir esta nota:

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba