Loader
Desarrollo alternativo

Energía creativa para manejar tus emociones

La técnica Focusing ha resultado efectiva para hacer frente a situaciones dolorosas o estresantes, así como a generar energía creativa.

Photo
El agite diario en ocasiones impide reconocer sensaciones que provocan estados de ánimo, actitudes, bloqueos mentales o emocionales que no comprendemos.
  • Compartir esta nota:

Ponte en primer plano. Escucha lo que tu cuerpo siente. Deja que tu energía fluya para que reacciones creativamente en tus interacciones con las piezas del juego del mundo exterior.

El agite diario en ocasiones impide reconocer sensaciones que provocan estados de ánimo, actitudes, bloqueos mentales o emocionales que no comprendemos ni atendemos, a veces hasta que se convierten en un problema.

Una técnica cuyo origen data de la década de 1960 y llamada Focusing ha resultado efectiva para hacer frente a estos estados y, no solo ayudar a sanar situaciones dolorosas o estresantes, también puede ayudar a generar energía creativa.

"La focalización no es solo para atender problemas que duelen o lastiman, es también para desarrollar, crear, impulsar proyectos, para generar nuevas ideas, alternativas", enumera el doctor en psicología Salvador Moreno, instructor certificado y coordinador certificante del Instituto Internacional de Focusing para Focusing México. La técnica está disponible en Puerto Rico, que desde junio cuenta con la primera instructora certificada por The International Focusing Institute (TFI, por sus siglas en inglés), fundado en 1985 por el filósofo y psicólogo estadounidense Eugene T. Gendlin.

Moreno explica que para los años 60, mientras se investigaba el rol de los psicoterapeutas en la recuperación de sus pacientes, se descubrió que había algo más que influía el progreso de los que sanaban. "Los que sacaban provecho presentaban atención a algo en ellos, se expresaban y hablaban de manera diferente a los que parecían no prestarse atención. Se dieron cuenta de que hay en nosotros una sensación (sensación sentida) que nos dice cómo nos sentimos a cada momento en relación con las situaciones en que estamos, y que cuando nos expresamos de esa sensación sentida, vamos generando mejores formas de interactuar", revela en entrevista telefónica con Por Dentro desde México.

La pregunta siguiente fue: "¿Será posible que las personas aprendan a poner atención a su cuerpo de ese modo?". Egresado y profesor de la Universidad de Chicago, Gendlin prosiguió allí sus ejercicios con miembros de la comunidad hasta crear la práctica de conexión mente y cuerpo llamada Focusing. Aunque tiene similitudes con la tan popularizada práctica del Mindfulness, Moreno hace hincapié en las diferencias.

"Te incita a prestarte atención, a estar en silencio interior, a dejar de pensar, aprender a atender a tu respiración, darte cuenta de tus sensaciones, de lo que vez, de lo que escuchas, sin pensar. A veces (al guiar a otros) utilizo algunas actividades que he tomado del Mindfulness porque ayudan a crear estas condiciones iniciales de silencio interior, aprender a dirigir la atención hacia cierto tipo de sensaciones y mantener la atención en esa sensación", establece.

"Una vez que entramos en contacto con un cierto tipo de sensación corporal, que en el Focusing llamamos 'sensación sentida', lo que hacemos es promover que haya una 'expresión preciosa' desde esa sensación, (es decir) que vengan palabras, sonidos, movimientos, posturas, algo que exprese con precisión esa sensación sentida porque entonces cambia. Cuando surge la expresión precisa hay una especie de liberación, la sensación se afloja, se suelta, se siente liberada porque se siente reconocida. Este paso es propio del Focusing , yo no lo he identificado en el Mindfulness. Lo otro es que esto yo lo puedo ‘intencionar’ para solucionar, modificar situaciones específicas que me afectan", distingue.

Moreno compara el cambio en sensación con lo que se experimenta cuando después de un buen rato tratando de recordar algo con insistencia, uno lo recuerda.

"El Focusing más que nada es una actitud para recibir y escuchar esa sensación", sostiene la Lourdes Ortiz,  primera instructora en Puerto Rico certificada por TFI a través de Focusing México. "Se puede experimentar en cualquier momento del día, hasta cuando uno está en el trabajo y decide hacer un pausa para ir al interior, hacer como un escaneo al interior de cómo están mis situaciones, sobre todo cuando hay una situación que uno quisiera abordar. Requiere práctica", agrega la directora del Instituto para el Desarrollo Humano a Plenitud de los Centros Sor Isolina Ferré.

"Algo que la gente nos está pidiendo es precisamente cómo manejar síntomas de ansiedad, de miedo, de incertidumbre que se les presenta en una sintomatología corporal. El Focusing es una manera de poner la salud en manos de la gente. Si una persona aprende a entender las sensaciones que tienen contenido emocional, puede hacer ejercicios que le permitan cambios en lo que está experimentando. Eso es lo que buscamos traer a Puerto Rico", anticipa.

  • Compartir esta nota:

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba