Loader
Salud mental

Recomendaciones para promover las buenas relaciones con la gente

La doctora en psicología Ramaris Sepúlveda explica cuán necesario es relacionarse bien con la gente para tener una vida más sana

  • Por Redacción de Por Dentro
  • 08 JUL. 2018 - 10:47 AM
Photo
Las relaciones son la pieza clave para el proceso de envejecimiento, felicidad y salud de las personas. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

"A través de la vida, tenemos diferentes metas y objetivos por lo que trabajamos con el propósito de alcanzar la felicidad plena como lo son: una vivienda, un automóvil nuevo, un ambiente laboral con un excelente sueldo, y una relación estable. Cosas que podríamos decir que nos proveen tranquilidad emocional y felicidad, en fin, algo que nos provea una buena vida. ¿Pero, qué resulta ser una buena vida y la felicidad?  Ante esta situación, los estudios exponen que las relaciones interpersonales son la clave de esta felicidad. Como ya sabemos, las relaciones interpersonales son un acto cotidiano que realizamos desde que somos infantes y  son importante en nuestra historia de vida, el envejecimiento activo y ayudan a mantener la independencia”, asegura la doctora en psicología, Ramaris Sepúlveda.

Explica que “las relaciones intergeneracionales ayudan a los seres humanos y que la soledad y el aislamiento son situaciones que propician la fragilidad social. Es importante resaltar que esta situación la experimentan, los adultos mayores que se encuentran en un centro o una egida, los deambulantes, y personas con necesidades especiales y abandonadas. Lo que repercute en un deterioro cognitivo, recaídas relacionadas a la salud, la vida se acorta y las funciones a nivel cerebral decaen significativamente”.

La coordinadora del grupo de interés de las personas de edad avanzada de la Asociaión de Psicología de Puerto Rico recalca que la calidad de las relaciones cercanas se visualizan a través del apoyo emocional, cognitivo y material. En la adultez y vejez, son frecuentes las situaciones que generan indicadores emocionales o físicos relacionados al estrés, como, por ejemplo, un diagnóstico médico inesperado que conlleva a unas limitaciones o dependencia, o situaciones de gran estrés emocional, como la pérdida de un ser querido, materiales, hogar o una mascota. Además, del proceso de jubilación esperado e inesperado. Frente a estas situaciones, las relaciones ofrecen el apoyo emocional y cognoscitivo que consisten en transmitir el afecto y la confianza, la empatía, compartir las vivencias, el intercambio de opiniones y proporcionar consejos.

La doctora Sepúlveda señala que existen investigaciones que estudian las relaciones y los efectos a nivel neurológico en la vida de los adultos y envejecientes. Por ejemplo, menciona un estudio que se realizó en la universidad de Harvard, cuyo fin consistía en auscultar la vida de 724 personas y conocer en qué consiste la felicidad. En este estudio, encontraron que las relaciones interpersonales protegen al cerebro porque el sentir un apego positivo incrementa la durabilidad de los recuerdos. 

Para la psicóloga, las relaciones son la pieza clave para el proceso de envejecimiento, felicidad y salud de las personas. Recalca que una persona que no tiene la oportunidad de relacionarse, compartir en su tiempo de ocio o dialogar puede experimentar cambios negativos a nivel emocional, físico y cognoscitivo. Empecemos a fortalecer esas relaciones por el bienestar del prójimo y propio, por la facilitación de intercambio de experiencias, motivación, desarrollo persona, integración comunitaria y la realización de nuevos intereses con la integración de los niños y los adolescentes.

Recomendaciones para las fomentar las relaciones interpersonales:

  • Integración de los niños y los adolescentes en las relaciones
  • Compartir con los seres queridos
  • Limitación de juegos electrónicos y actividades que no propicien la interacción con otras personas.
  • Realización de actividades de interés común.
  • Intercambio de conocimiento entre generaciones.
  • Apoyo a personas con dependencia
  • Crear nuevos vínculos sociales y fortalecer las relaciones
  • Incentivar la confianza en las relaciones.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba