Loader
Sueño

¿Por qué es tan importante dormir bien?

Descansar promueve desde el funcionamiento del sistema inmunológico, hasta el balance hormonal apropiado

Photo
  • Compartir esta nota:

¿Sabías que debemos pasar durmiendo al menos una tercera parte de nuestra vida? Sí, a esa conclusión han llegado los científicos que estudian el sueño y, aunque aún queda mucho por conocer sobre las interioridades del cerebro y su relación con el sueño, en lo que sí hay un consenso es en que dormir es una función fisiológica necesaria para la vida.

De acuerdo a un artículo publicado por la revista Scientific American, investigaciones realizadas por los pasados 20 años han logrado comenzar a explicar, aunque parcialmente, por qué debemos dormir y han revelado que este acto tan necesario para el funcionamiento óptimo del cuerpo humano promueve desde el funcionamiento del sistema inmunológico, hasta el balance hormonal apropiado. Como señala la Asociación Americana del Sueño (ASA, por sus siglas en inglés), “el sueño afecta nuestras funciones diarias y nuestra salud mental y física en maneras que apenas estamos empezando a comprender”.

¿Qué es el sueño?

“El sueño es un estado del ser humano donde la actividad cerebral baja. Esto hace que el cerebro y el ser humano descansen”, explica la doctora Norma Agosto Maury, neuróloga y neurofisióloga, quien recalca que debemos dormir propiamente una tercera parte de nuestra vida.

El efecto nocivo de no dormir

Los Institutos Nacionales de la Salud han señalado que la falta de sueño puede ocasionar desde problemas físicos y mentales, hasta lesiones, pérdida de productividad y, peor aún, un riesgo aumentado de muerte, entre otros problemas. Por ello, dormir no se debe tomar a la ligera.

Somos seres eléctricos

Debido a que las neuronas tienen la capacidad de transmitir el impulso nervioso en forma de corriente eléctrica de la magnitud de un microvoltio, “lo que realmente hace el sueño es bajar ese voltaje para dejarnos descansar en la medida en que ellas, de cierta forma, también descansan, y crean más conexiones que se activan al despertar, proceso que continúa durante el día”, señala la doctora Agosto, a la vez que señala que “si no dormimos lo suficiente, esas neuronas no reponen sus nutrientes y crean conexiones inadecuadas, por lo que el sueño es sumamente importante para que el cerebro tenga un metabolismo y conexiones eléctricas adecuadas”.

Los 5 estadios del sueño

Probablemente, habrás escuchado decir que alguna persona “estaba en el quinto sueño”. Esta es una frase popular que hace referencia a quien se encuentra en un estado profundo de sueño. Pues, debes saber que este dicho tiene una base científica relacionada a los estadios del sueño.

El sueño tiene varias etapas nos ayudan a bajar de intensidad para poder descansar. La doctora Agosto explica brevemente en qué consisten:

Estadio 1

Es una etapa de sueño liviano y en la que podemos despertarnos fácilmente. Esta primera etapa del sueño es de actividad alfa y consta de 8 ciclos por segundo. Eso es un signo de descanso. Empieza a ocurrir tan pronto cerramos los ojos y nos relajamos.

Estadio 2

Aquí continúa disminuyendo la actividad cerebral, que baja a 4 ciclos por segundo. Para permitir que el cerebro siga profundizando en el sueño.

Estadios 3 y 4

En esta etapa, la actividad cerebral baja de 2 a 3 ciclos por segundo. Estas ondas cerebrales extremadamente lentas se llaman delta. Al llegar al cuarto estadio, el cerebro produce casi exclusivamente ondas delta. Esta es la etapa del sueño profundo. Si te despiertan en esta etapa te da la conocida “morra” hasta que te despiertes por completo.

REM (Rapid Eye Movement)

Este es el estadio del sueño de actividad más rápida en el cerebro. Esta etapa, de acuerdo a los Institutos Nacionales de la Salud, compone el 25 % del total del ciclo del sueño y el primero se da dentro de los primeros 90 minutos de haberte quedado dormido.

“Esto significa que debemos tener, mínimo, cinco sueños. Por eso, la sabiduría popular dice que alguien ‘estaba en el quinto sueño’ cuando se queda profundamente dormido”, explica la doctora Agosto.

Esta es, también, la etapa de ensoñación. “Es donde, dicen los psicoanalistas, se trabajan los conflictos y las experiencias diarias”, sostiene la también neurofisióloga.

Siesta, ¿sí o no?

Las siestas han sido muy discutidas, tanto en la neurología como en la neruropsicología. De acuerdo con la especialista, se recomienda al menos media hora de una breve siesta después del almuerzo, porque hay cambios metabólicos y promueve una mejor ejecución que no se ve afectada por el incremento de los niveles de azúcar en la sangre, que pueden tener un efecto sedante.

La felicidad del dormir

Si después de seguir las recomendaciones de higiene del sueño que te damos a continuación, aún tienes dificultad para dormir, consulta a un médico, ya que pudieras estar confrontando alguna condición que amerite tratamiento como: narcolepsia o síndrome de apnea del sueño, entre otras.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba