Loader

La confidencialidad del récord médico

Cuando te suscribes a un plan médico hay disposiciones en el contrato (a veces en letras pequeñas) que autorizan al plan a obtener esa información y hasta revisar tu récord médico

Photo
(Rawpixel / Unsplash)
  • Compartir esta nota:

Pregunta:
Hace un tiempo me enviaron una carta, en donde estaba la lista de medicinas que  tomaba, cuánto costaban y quién me las había recetado. La carta no era de mi plan y me preocupa que mi información confidencial se ventile. ¿Quién tiene esa información? ¿Si me recetan alguna medicina que yo no quiero que la gente sepa, puedo prohibir eso?

Respuesta:
La preocupación suya es bien común y es algo que se ha tratado de minimizar con leyes que protegen esta confidencialidad. Sin embargo, cuando te suscribes a un plan médico hay disposiciones en el contrato (a veces en letras pequeñas) que autorizan al plan a obtener esa información y hasta revisar tu récord médico. 

Posiblemente, la información que recibiste te la envió la compañía que maneja los “beneficios’ de medicamentos y otras terapias que te recetan, o PBM. La información se obtiene por las reclamaciones que hace al plan médico la farmacia que las despacha y que el plan utiliza para calcular los gastos que tiene cada persona cubierta por el plan. El área de medicamentos es el gasto mayor de la mayoría de los pacientes, no es el pago a los médicos ni dentistas ni hospitales. 

El PBM se encarga de evaluar las recetas, calcular los gastos, conseguir mejores precios con las farmacéuticas, las farmacias y las compañías de equipo médico.

En Puerto Rico hay varias compañías que se encargan de esto. Algunas son netamente puertorriqueñas, otras vienen de Estados Unidos o ejercen su función desde la nación americana. Generalmente, mientras más compañías hay haciendo esta función, más alternativas y mejores descuentos establecen para las farmacias y los pacientes. 

Por tal razón, es importante para ti saber cuál es tu PBM y cuál es el formulario de medicamentos disponibles y si tus medicamentos están disponibles y los deducibles son razonables.
Recuerda que hoy día, desgraciadamente, la parte más importante de una receta no es si  necesitas el medicamento sino quién lo paga.
Estas recomendaciones médicas son solo de orientación y no sustituyen la visita al médico. Si tienes alguna pregunta, escribe al doctor Carlos A. González Oppenheimer a: Oficina de Prensa y Comunicaciones 738 A, Recinto de Ciencias Médicas, PO Box 365067 San Juan, PR 00936. Para citas, llama al 787-787-2525, Ext. 272.

  • Compartir esta nota:

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba