Loader

Infección en las amígdalas

Los dos problemas más comunes que afectan las amígdalas y las adenoides son las infecciones recurrentes de la nariz y la garganta

Photo
  • Compartir esta nota:

Pregunta:
Me sacaron las amígdalas cuando tenía 14 años. Hace como dos años me dio una infección en la garganta y el médico me dijo que estaban infectadas y grandes. ¿Las amígdalas pueden crecer de nuevo? ¿Esto es peligroso?

Respuesta:
Las amígdalas y las adenoides son tejido linfático o glándulas linfáticas localizadas en la parte de atrás de la garganta. En el caso de las amígdalas y en la parte de atrás de la del naso faringe o detrás de la nariz en el caso de las adenoides. Las adenoides no se ven o localizan fácilmente.

Estas glándulas son como las aspiradoras del cuerpo, son la primera línea de defensa del cuerpo. Así que las bacterias, hongos y virus que ingresan al cuerpo a través de la boca o la nariz donde primero se van a encontrar con estas defensas será en las amígdalas y adenoides. Esto causa que se agranden y a veces duelan. Se pueden infectar y producir pus o secreciones en la garganta.

Los dos problemas más comunes que afectan las amígdalas y las adenoides son las infecciones recurrentes de la nariz y la garganta, y al agrandarse pueden causar obstrucción nasal o en la garganta causando dolor al tragar o al respirar y hasta problemas para dormir, ronquera, ronquidos al dormir y congestión.

Puede ocurrir abscesos alrededor de las amígdalas y la amigdalitis crónica causando inflamación e hinchazón. Las lesiones malignas o cánceres en las amígdalas son poco frecuentes se asocian al fumar y requieren un diagnóstico temprano y un tratamiento agresivo.

Algunas veces, en especial si las amígdalas están muy grandes o están poco accesibles por el tamaño de la boca o el cuello al removerlas se queda algo de tejido linfático y con el tiempo o si sigue habiendo infecciones que causen inflamacion de este tejido pueden agrandarse o inflamarse amígdalas que ya han sido parcialmente removidas. No se preocupe si no tiene otros factores de riesgo para cáncer, pero debe evaluarse por un  otorrinolaringólogo. 

Estas recomendaciones médicas son solo de orientación y  no sustituyen la visita  al médico. Si tienes alguna pregunta puedes escribirle al Dr. Carlos A. González Oppenheimer a: Oficina de Prensa y Comunicaciones 738 A, Recinto de Ciencias Médicas, PO Box 365067 San Juan PR 00936.  Para citas llame al 787-758-2525 ext. 272.

  • Compartir esta nota:

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba