Loader

Temblores benignos

Los “tremores” o temblores benignos en las manos son una condición bastante frecuente que, generalmente, comienzan como a los 30 o 40 años y tienden a aumentar durante los años

Photo
El temblor esencial afecta principalmente las manos y la cabeza. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Pregunta

Tengo 73 años y hace años tengo temblores en las manos y noto que han aumentado hace meses. He visitado varios neurólogos y me han hecho muchos estudios y me dicen que no tengo ni Parkinson ni Alzheimer. A veces tiemblo tanto que se me dificulta hasta tomar agua o comer. Quisiera que me aconsejara.

Respuesta

Me parece, por su descripción y porque le han hecho pruebas por especialistas, que su condición es una llamada temblores o “tremores” benignos o familiares, también se llaman tremores esenciales o primarios, varios nombres para la misma condición, como habrá notado.

Los “tremores” o temblores benignos en las manos son una condición bastante frecuente. Generalmente, comienzan como a los 30 o 40 años y tienden a aumentar durante los años.

Se le llaman temblores familiares porque en un por ciento grande tienden a ocurrir en varios miembros de una misma familia, aunque su manifestación puede variar en la frecuencia y la magnitud de los temblores.

Muchos pacientes asocian estos temblores con la enfermedad de Parkinson, pero las dos condiciones se diferencian en varias cosas.

Primero, el temblor esencial de las manos ocurre, generalmente, cuando mueve o usa las manos. Los temblores de la enfermedad de Parkinson son más prominentes cuando uno tiene las manos a los lados en descanso.

Segundo, el temblor esencial no se asocia a otros problemas de salud, y la enfermedad de Parkinson sí se puede asociar con una postura jorobada o encorvada, movimiento rígido o caminar arrastrando los pies y causando caídas, problemas al tragar, cambios en la voz y hasta problemas de demencia o pérdida de memoria. Sin embargo, las personas con temblor esencial a veces pueden tener otros signos neurológicos, como, por ejemplo, una marcha inestable, o un caminar abriendo los pies o teniendo una base ancha (ataxia). Se cree que esto ocurre al tener el movimiento de manos que afecta el movimiento de brazos al caminar y no porque tenga una condición del sistema neurológico que le afecte al caminar.

Por último, el temblor esencial afecta principalmente las manos y la cabeza. Temblores de la enfermedad de Parkinson pueden afectar las piernas, la barbilla y otras partes de su cuerpo, aunque, generalmente comienzan en las manos.

Condiciones que traen estrés o nerviosidad pueden aumentar los temblores y es importante poder identificar estas situaciones y manejarlas.

La condición sé que es bien molestosa, limitante y hasta causa vergüenza, ya que la gente pregunta si uno está nervioso o tiene Parkinson. Ante esto, además de poder descartar enfermedades serias del sistema nervioso central (que usted ha hecho), edúquese y eduque a las personas que le pregunten.

El manejo incluye, además de descartar otras condiciones que pueden causar temblores o movimiento de las manos (lo cual usted ya ha hecho), tomar algunos medicamentos que disminuyen el temblor, de estos los más frecuentes son los llamados bloqueadores Beta, que inducen que los músculos estén menos “contraídos” y, por lo tanto, se muevan menos. Estos medicamentos se utilizan para varias condiciones, entre estas, hipertensión y fallo cardíaco y su mecanismo de acción es parecido.

La dosis se debe individualizar, dependiendo de la gravedad de los temblores y de los efectos secundarios.

También se utilizan los medicamentos ansiolíticos en dosis baja. El neurólogo es el especialista que más sabe de esta condición y me parece que usted está adecuadamente 

  • Compartir esta nota:

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba