Loader

Lesiones en la piel

El liquen plano es una enfermedad inflamatoria que causa parchos en la piel y otras áreas

Photo
La enfermedad también puede aparecer sobre zonas del cuerpo sometidas a trauma o cicatrices. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Pregunta:

Recientemente, me ha salido una erupción en los brazos y a veces me pica. Visité al dermatólogo y me dijo que padecía de liquen plano. Fui paciente de cáncer y me preocupan estas lesiones. ¿Qué es? ¿Es contagioso? ¿Qué puedo hacer para curarlo?

Respuesta:

El liquen plano es una condición inflamatoria de la piel, mucosas (oral, genital), uñas y pelo. Se nombra así por el parecido que tiene con el musgo de la corteza de los árboles, pero no está relacionada a hongos ni a nada contagioso. Es una enfermedad que afecta hasta un 1% de la población en diferentes momentos. Las lesiones son parchos  engrosados en la piel que, generalmente cubren áreas en los brazos, las piernas, etc. 

El liquen plano clásico se caracteriza por la aparición de pápulas (pequeñas elevaciones de la piel) de color violeta o violeta-rojizo que pueden agruparse, formando lesiones de tamaño más grande (placas). En su superficie pueden observarse unas líneas blanquecinas conocidas como estrías. Las lesiones frecuentemente son en forma asimétrica.
La causa del liquen plano no se conoce. Las biopsias demuestran la presencia de células del sistema inflamatorio, tales como linfocitos, que son las que afectan a las células de la epidermis (el área más superficial de la piel).

Los factores psicológicos se relacionan a los brotes de la enfermedad coincidiendo con episodios de ansiedad o estrés. Algunos medicamentos pueden causar lesiones idénticas a las de un liquen plano idiopático (de causa desconocida). La enfermedad también puede aparecer sobre zonas del cuerpo sometidas a trauma o cicatrices, lo cual se conoce como fenómeno de Köebner, aunque esto puede ocurrir en otras enfermedades de la piel. En algunas personas se ha observado el desarrollo de esta condición en las mucosas de la boca, la lengua o genitales, asociadas a infecciones virales tales como hepatitis B o C. En estos casos es probable que sea un trastorno en el sistema inmune.  

El tratamiento depende de cuán grande sean las lesiones y los síntomas. En la forma localizada se utilizan cremas o ungüentos de esteroides. También se utilizan combinaciones de esteroides con derivados de vitamina A tópicos y antihistamínicos orales para el picor.

Cuando las lesiones son generalizadas o no responden a tratamiento tópico, se usa cortisona en tabletas, combinación de cremas tópicas y tratamiento con luz ultravioleta. La condición no es infecciosa y las  lesiones se deben proteger para no rascarlas y evitar laceraciones o infección.

El autor es catedrático en la Escuela de Medicina de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Ciencias Médicas. Estas recomendaciones médicas son solo de orientación y no sustituyen la visita al médico. Si tienes alguna pregunta, escríbele al Dr. Carlos A. González Oppenheimer a: Oficina de Prensa y Comunicaciones 738 A, Recinto de Ciencias Médicas, PO Box 365067 San Juan PR 00936, o llama al 787-758-2525 extensiones 1797 o 1787. Para citas, llama a la Clínica de la Escuela de Medicina del RCM al 787-758-7908.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba