Loader

Lo que debes saber sobre las enzimas hepáticas elevadas

Bajar de peso y hacer cambios en la dieta son esenciales para el buen funcionamiento del hígado

Photo
  • Compartir esta nota:

Pregunta:

Tengo 38 años y me han salido altas las pruebas del hígado en dos ocasiones. He bajado el alcohol y eliminé unas cosas orgánicas que tomaba para bajar de peso, pero todavía, aunque están más bajas, siguen altas. ¿Eso es peligroso?

Respuesta:

Por lo que entiendo de tu pregunta, te refieres a las enzimas hepáticas o las transaminasas. Estas son proteínas que ayudan en el trabajo que hace el hígado en la digestión y en el metabolismo del cuerpo y están dentro del hepatocito o células del hígado.

Estas enzimas tienden a aumentar cuando hay inflamación del hígado, pero también pueden subir si hay inflamación en los músculos y en otros tejidos.

Dependiendo del nivel y del tipo de enzima podemos saber si es específico del hígado.

Las enzimas son la aminotransferasa de alanina o ALT, la aminotransferasa de aspartato o AST y la fosfatasa alcalina, la aminotransferasa glutámica o GGT y otras.

Es importante evaluar, junto con esas enzimas, cómo lo trabaja el hígado. Esto se hace investigando lo que el hígado produce, substancias tales como albumina y proteínas, factores o proteínas que hacen que la sangre coagule, colesterol y bilirrubina, así como si el hígado conjuga o metaboliza amonia y otras substancias.

Esto se puede evaluar por resultados de laboratorios de sangre o por examen clínico de la persona.

Las causas de que estas enzimas aumenten pueden ser: infecciones que afecten el hígado, las más comunes son las hepatitis virales, aunque hay otros viruses que pueden inflamar el hígado. Substancias tales como el alcohol y fármacos que se metabolizan en el hígado pueden afectar estas pruebas, en especial, si se ingieren en cantidades grandes. Últimamente me he encontrado cerca de seis pacientes que tomaban suplementos para bajar de peso que han mejorado sus enzimas, solamente dejando estos productos.

Hoy día, la causa más común de daño hepático severo, causando cirrosis o fibrosis del hígado, es la llamada infiltración de grasa del hígado en sus diferentes modalidades. Estas personas son obesas, generalmente diabéticos o prediabéticos con niveles altos de colesterol. Es importante recordar que el hígado es la “fábrica” donde se produce o se metaboliza el colesterol y, literalmente, la célula hepática se llena de grasa y “se ahoga” llena de grasa causando inflamación y evitando que la célula haga su función.

 La persona debe verificar sus niveles de colesterol, su glucosa y su prueba de tiroides (la enfermedad de la tiroides puede también elevar estas enzimas), así como si ha tenido hepatitis o contacto con alguien con la condición.

Si los niveles de colesterol están altos es importante controlarlo, ya sea con medicamentos (algunos de los cuales pueden causar problemas en el hígado), pero más importante aún con una dieta baja en grasa y evitando los alimentos que puedan subir estos niveles. Como hemos hablado anteriormente, más importante que bajar las grasas es bajar las calorías y, definitivamente, disminuir peso.

Sobre el alcohol es fundamental eliminar totalmente su consumo. Si tienes esta condición, no ayuda “disminuir” el consumo. Te exhorto a buscar ayuda profesional si tienes un problema de consumo de alcohol y, definitivamente, consultar a un especialista en nutrición para ayudarte a bajar de peso y el consumo de grasa.

  • Compartir esta nota:

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba