Loader

Por ahí voy, ¡a la conquista!

Ya son casi cuatro años en los que me dejé seducir por la brea

Photo
  • Compartir esta nota:

¿Qué hago aquí? Esta pregunta resuena en incontables ocasiones sin importar cuántas veces repita la “hazaña”. El gran reto comienza con el sonido de la alarma y levantarse a eso de las 4:00 o 4:30 de la madrugada aproximadamente, cuando la cama y el colchón te atrapan con tanto afán.  Ya ganada esa lucha y sin pensarlo mucho, con tenis bien ajustados y visera puesta, ¡me lanzo!

Ya son casi cuatro años en los que me dejé seducir por la brea, esa que se calienta, que cobija nuestras gotas de sudor y las hace suyas, que se convierte en tu cómplice y hasta en tu confidente, pues la manada de pensamientos que se asoman con cada pisada es increíble.

Y así como en las conquistas, al correr se gana, generalmente con esfuerzo, habilidad y hasta venciendo algunas dificultades; siempre se consigue algo. Entre mantener el control de la respiración, el paso, algún dolor que se asome y con todo el esfuerzo físico, se vuelve asomar la pregunta, ¿qué hago aquí?, acompañada de, ¿pero y por qué tanto sacrificio? Sin embargo, las respuestas van floreciendo paulatinamente para luego terminar la carrera con una sonrisa de satisfacción.

Sí, es que correr además de que te ayuda a quemar calorías y ganar salud, te ayuda mentalmente, disipa las tensiones y produce la secreción de endorfinas (hormonas de optimismo), entre tantos otros beneficios. Planifico mi día, priorizo los asuntos pendientes, nacen ideas, sueño despierta y hasta busco soluciones para las situaciones que se avecinan.

Comencé en esta “locura” de correr por las carreteras y hermosos paisajes de Puerto Rico sin tener idea de lo que podía llegar a ser capaz nuestro cuerpo y de lo poderosa que puede llegar a ser nuestra mente. Con cada pisada lo reafirmo.

En las corridas sabatinas -que suelo hacer por San Juan- ves a velocistas, directivos de empresas, compañeros de labores, uno que otro político, colegas, a desconocidos que se vuelven en rostros ya familiares, a los que corren en grupos y los ves identificados, a los que caminan, a los que llevan años corriendo y no se quitan… De todos los colores y las edades, en fin, gente como tú y como yo, cada uno a su paso y ganando, con metas personales y eventos por cumplir.

Cada vez sigue creciendo este fenómeno mundial del running. Incluso, este próximo miércoles, 7 de junio se celebra el Global Running Day, en el que todos los apasionados de correr del mundo saldrán a correr, ya sea solos o en grupos y demostrar que esta es una de sus actividades favoritas. Si aún no te has animado, este puede ser un buen día para comenzar a conquistar millas.

Me aventuré a correr sin saber que ganaría amigos en el camino y experiencias memorables, que conocería a personas que inspiran e historias que conmueven, y que iré compartiendo con ustedes en el blog, “Conquistando Millas”. 

Y tú, ¿ya te animaste a correr?  

  • Compartir esta nota:

POSTS RELACIONADOS

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba