Loader

Me caigo, me levanto

Las caídas son parte del rollo de conquistar millas, así como en la vida misma

Photo
  • Compartir esta nota:

Hace varios años experimenté la sensación más cercana a volar. Fue cuando me lancé por el zipline La Bestia de Toro Verde en Orocovis. Desplazarme por aquella falda montañosa en el llamado “corazón de Puerto Rico”, cual pájaro en pleno vuelo, me llenó de asombro y gozo ante aquel majestuoso paisaje.

Jamás a la misma altura, pero sí con la misma postura: brazos y piernas extendidas, tuve otro suceso en el que pareciera que intentaría “volar”. Felizmente corría una mañana de diciembre, con tenis nuevas y a punto de finalizar la milla 9. Allí, muy cerca de una parada de guaguas -frente al Hotel Condado Plaza y con el Puente Dos Hermanos de fondo- con gran impulso hacia el frente mis dos pies quedaron suspendidos en el aire sin encontrar el suelo. Ante la caída inminente, extendí mis brazos y piernas, con cabeza y barbilla erguida, mi torso aterrizó de súbito en el suelo.

¡Me quedé sin aire! Ya mi ritmo cardiaco estaba elevado, así que con ese cantazo en la zona del pecho, pues no se me hizo tan fácil reponerme. Ustedes saben que si rápido uno se cae, más rápido te quieres levantar. Bueno, siempre y cuando la caída sea leve, saca uno fuerzas de donde no las tiene para levantarse. Te sacudes y lo primero que dices es “estoy bien”. Con esa actitud de que aquí no ha pasado nada, pero con una mezcla de coraje, risa y ganas de llorar.

Ninguna de mis rodillas se afectó. Solo sentía ese ardor sabroso en la palma de las manos. Puedo decir que volé y ¡qué aterrizaje el mío!

Las caídas son parte del rollo de conquistar millas, así como en la vida misma. Los corredores estamos expuestos a los hoyos en la carretera, los huecos en las aceras, las alcantarillas desniveladas, las tapas de metal, las piedras y cualquier otra cosa que se nos asome en nuestra marcha. A veces los vemos, otras veces no tanto, y hay ocasiones en las que sencillamente lo vemos, pero nuestra respuesta física no es lo suficiente rápida o ágil como para salir airoso.

Un simple tropiezo puede hacer que nuestras rodillas, brazos o codos salgan raspados o ensangrentados. ¡Sentimos que se nos sacude todo!

¿Embarazoso? ¡Por supuesto! Como a una de mis amigas corredoras, Betsy, que recientemente se cayó cerca de la Puerta de San Juan. “Me he caído por no fijarme por dónde piso. Me caí, a eso súmale la cara de dolor, que se te sale la gorra, te rompes la ropa y cuando vienen a levantarte respondes que todo está bien. Te sacudes y continúas tu camino como si nada te hubiera pasado, pero lo cierto es que te va doliendo horrible la rodilla, la cadera o las manos raspadas y lo único que piensas es en que ya quieres llegar”, me contó entre risas. Es cierto eso de que a veces hay que reír por no llorar.

Pero, lo bonito de todo esto es que el mundo del running por lo general siempre hay una mano amiga que te ayuda a levantarte, te preguntan cómo te sientes y te ofrecen ayuda. Lo cierto es que nadie quiere tropezarse, resbalarse, torcerse el tobillo ni lesionarse con una caída.

Algunos consejos:

  • Amarra bien tus tenis.
  • No corras mirando hacia el piso. Mira siempre hacia el frente, hacia el camino por donde te dirijes, con cabeza erguida para poder apreciar cualquier tipo de obstáculo.
  • Mantén cuidado en las subidas y las bajadas.
  • Está atento si por la ruta van más corredores o ciclistas cercanos a ti, para evitar chocar.
  • Si corres de noche o de madrugada por un área de poca o ninguna iluminación, utiliza una mini linterna con aditamento especial para que puedas poner en tu vicera o gorra.

Para aquellos que tenemos un contrato exclusivo con el piso, ya sea en tacones, las traicioneras plataformas, flats y, por supuesto, en tenis, a veces no hay escapatoria.

Bien dicen que no importa cuántas veces caigas, lo importante es levantarse.

A todos esos corredores que se han caído, compartan por aquí sus experiencias.

Déjame tus comentarios, escribe a shakira.vargas@gfrmedia.com y sígueme en Instagram y Twitter como ShakiraV. 

  • Compartir esta nota:

POSTS RELACIONADOS

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba