Loader

¿De vacaciones? ¡Nah!

Correr por lugares nunca antes visitados o poco conocidos te da esa sensación de novedad y de ir descubriendo ese entorno con cada pisada.

Photo
  • Compartir esta nota:

Cuando llega el momento de tomarte unos días de vacaciones, ¿eres de esas personas que lo primero que echan en la maleta son las tenis de correr?  Esto es algo muy normal para los amantes del running, pues esta práctica es parte de su estilo de vida.

“Pero, ¿para qué, si estás de vacaciones?”, es lo primero que nos preguntan aquellos que viajan con nosotros, acompañado de una mirada al cielo con ojos en blanco. Vale oro la cara que ponen, enviándonos un claro mensaje en el que nos tildan de aguafiestas. Mientras, hay otros acompañantes que ya están curados de espanto. ¡Ya lo dan por hecho! Es más, se extrañarían si no corremos durante esos días de relajación y disfrute.

Cuando planifico vacaciones con amistades y la familia, la pregunta inmediata que me hacen mis amigas es: “¿Vas a correr?”. Y es que, aunque algunas de estas no son corredoras habituales, se motivan o, a regañadientes, lo hacen. Otras, cargan con las tenis y solo las llevan de paseo porque al fin y al cabo no quieren madrugar y, por ende, no se levantan, pero al menos han tenido la intención.

Correr por lugares nunca antes visitados o poco conocidos, te da esa sensación de novedad y de ir descubriendo ese entorno con cada pisada.

Por ejemplo, ya transitar por la famosa y emblemática carrertera 413 de Rincón o por la vía principal de Isabela, en donde hay un paseo lineal, no es lo mismo luego de haber corrido por ellas en plenas vacaciones. ¿Y qué me dicen de conquistar millas en el majestuoso Central Park en Nueva York?

No importa si se trata de un viaje familiar, entre amigos, o hasta de trabajo, ya sea en un bulto o en la maleta, ahí van nuestras amadas tenis y ropa para correr. No nos perdonamos que las condiciones y circunstancias sean propicias para conquistar algunas millas y que lo hayamos dejado todo.

Si nunca te has aventurado a correr en un pueblo lejano a donde vives o en un país en el que has estado de visita, esta puede ser una gran oportunidad.

Aquí te ofrezco algunos consejos que te pueden ayudar:

  1. Planifica la ruta con anticipación.
  2. Verifica el día antes, la zona por donde conquistarás millas. Resulta esencial saber cuán segura y transitada es, al igual que si tiene iluminación.
  3. En la medida que sea posible, busca un partner con quién correr.
  4. Investiga si hay paseos lineales o áreas designadas para correr. Desde antes de visitar el país o el pueblo en donde te vayas a quedar, haz una búsqueda de lugares ideales por internet.
  5. Lleva ropa deportiva de acuerdo a la temperatura.
  6. De ir a correr solo, es importante que le dejes saber a las personas allegadas cuál será la ruta.
  7. Lleva contigo tu celular y enciende el comando de ubicación.

Bueno, si las tenis te ocupan mucho espacio, llévatelas puestas y así viajas más cómodo o cómoda. Por eso en las vacaciones, ¡las tenis van conmigo! Cuéntame, ¿por dónde has corrido tú y cómo te fue?

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba