Loader

El tamaño sí importa

Es bien incómodo correr y que con cada zancada, los dedos choquen con la parte frontal del tenis una y otra vez

Photo
  • Compartir esta nota:

Ponte a correr con unos tenis del tamaño que usualmente usas un calzado regular y comprobarás que, en cuanto al calzado deportivo, el tamaño sí importa y ¡de qué manera!

Es bien incómodo correr y que con cada zancada, los dedos choquen con la parte frontal del tenis una y otra vez. Ese dolor en los dedos y en las uñas es insoportable durante y después de la carrera.

Luego de unas cuantas millas, no se hacen esperar las ampollas o algún área morada. Incluso, hay pies que terminan ensangrentados por el desprendimiento de uñas y, lo peor, podrías llegar a lesionarte si no utilizas los tenis correctos para correr.

Al comprar tu primer par, opta por un tamaño más o tamaño y medio adicional. Hay quienes prefieren comprarlos hasta dos tamaños extra, dependiendo la marca del calzado deportivo, así como de la estructura del mismo y su funcionalidad.

¡Aquí no podemos ir enfocados en colores ni estilos bonitos! Recuerdo cuando en un principio fui buscando un par. Tenía en mente en que fueran color naranja, verde o amarillo brillante. ¡Ja! Destruida salí de la tienda con este par horrendo, violeta tipo Barney y que parecían lanchas en mis pies. No les niego que a medida de que iba conquistando millas les fui cogiendo cariño. Me resultaron cómodos, me ofrecían estabilidad y soporte. ¡Tremenda pela que les di!

Que si tengo el pie plano, que si mi segundo dedo es más largo que el resto, que si tengo problemas con el empeine y que si me duele la parte del arco… ¿Algo más? Entonces, ¿cómo elegir las tenis idóneas? En Puerto Rico existen diversas tiendas especializadas con una gran variedad de calzado deportivo que se ajusta a tus necesidades, según el arco, tu peso, el ancho de tu pie, el millaje o alguna dolencia. Su personal capacitado se encargará de analizar tu pisada y de acuerdo a eso, te recomendarán los diferentes estilos que te benefician.

Para esto se utilizan diferentes métodos. Una forma es que descalzo camines y se observa hacia dónde se inclina el pie. Otro método es que subes a una trotadora y te ponen a correr descalzo; con una cámara y un sistema se te hace una prueba de pronación en la que se determina cómo impacta el pie contra el suelo.

Luego de eso, a probar cuáles tenis se ajustan más a ti. ¡La primera vez creo que me probé como 15 pares! 

¿Cuál fue tu experiencia? Déjame aquí tus comentarios. 

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba