Loader
Nutrición y salud

¿Mal humor? El azúcar que consumes podría ser la razón

Las virtudes del azúcar casi siempre son ligadas con la felicidad: la segregación de sustancias como la endorfina y la serotonina son prueba de ello

  • Por El Comercio / GDA
  • 08 OCT. 2018 - 09:45 AM
Photo
Tratar de medir su consumo y no abusar de los alimentos con azúcar . (Nathan Dumlao / Unsplash)
  • Compartir esta nota:

Todo en exceso es dañino y la alta ingesta de alimentos con azúcar no se libra de ello. Tranquilo, a veces es bueno el consumo de dulces, ya que el cuerpo suele pedirlo como calorías para manejarse durante el día; o en otros casos nos puede ayudar con una 'dosis de felicidad' al estimular sustancias como la endorfina. 

Sin embargo, hay momentos en los que debemos saber identificar cuándo poner un alto, pues podrían llevarnos al otro extremo: mal humor, agotamiento y hasta ataques ansiedad. ¿La solución? tratar de medir su consumo y no abusar de los alimentos con azúcar en situaciones donde la ansiedad rija nuestra mente. ¡Toma nota!

Dejar de comer alimentos con exceso de azúcar podría ayudar a que conserves tu buen humor en el día a día. Conoce los factores que podrían producir en ti si los consumes en altas cantidades. 

Antojos constantes: hay ocasiones en que el cuerpo te 'pide' que consumas alimentos dulces. Sin embargo, cuando tu cuerpo ingiere mucha azúcar lo que va a pasar es que tengas más antojos de lo normal, aumentando tus apetito.

Te volverás más distraído: está probado científicamente que luego del consumo de altas cantidades de azúcar ocurren los 'bajones' repentinos, en que los sentidos cognitivos del cuerpo sufren una descarga y el cuerpo entra en cierto estado de reposo. 

Tus niveles de ansiedad aumentan: cuando acostumbras a tu cuerpo a recibir altas cantidades de azúcar es probable que luego te las pida en aumento. Con ello, entrarás en cuadros de ansiedad al querer consumir más y más. 

Te enojas más rápido: cuando entras en los 'bajones' de los que hablamos anteriormente, tu estado estará más sensible y es probable que te irrites más fácilmente. 

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba