Loader
Ayuda de la comunidad

Conoce a los vecinos de la calle

La Fondita de Jesús ofrece servicios integrados a las personas sin hogar

Photo
(Suministrada)
  • Compartir esta nota:

El perfil de las personas sin hogar en la isla, ha ido transformándose a través del tiempo, y el paso  del huracán María por Puerto Rico, catapultó esa transformación. 

Edwin Otero Cuevas, director de Desarrollo de la Fondita de Jesús (organización sin fines de lucro que ayuda a personas sin hogar, y fundada en 1985) planteó que las personas sin hogar que hay hoy en día, no son solo las que tradicionalmente se veían, como usuarios de sustancias y los que padecen de su salud mental. “Ahora también vemos mujeres sobrevivientes de violencia doméstica que huyen de sus hogares, vemos estudiantes universitarios que los recursos económicos no les dan para pagar hospedaje y viven en el carro o duermen en un banco, vemos jóvenes de la comunidad LGBTTQI  (Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Queer, Intersexual) que son rechazados por sus familias, personas desempleadas y personas de edad avanzada”, sostuvo.

Según Otero Cueva, esta transformación en el perfil de las personas sin hogar, implica un nuevo reto para La Fondita de Jesús, en la medida que tienen que identificar diferentes fuentes de fondos para atender las necesidades particulares de cada segmento.

“Nosotros estimamos que en Puerto Rico hay entre 12,000 a 15,000 personas sin hogar. De esas, atendemos al año unas 1,100, de diferentes área de San Juan, la mayoría de Santurce”, afirmó. 

Photo

Servicios integrados
Socorro Rivera Rosa, directora ejecutiva de la Fondita de Jesús,  localizada en la calle Monserrate, esquina Fernández Juncos, en Santurce,  subrayó que la mayoría de las personas cuando piensan en la Fondita de Jesús, creen que ahí solo se ofrece comida a las personas sin hogar. 

“Somos mucho más. Tenemos un centro de cuidado diurno que opera de lunes a viernes, de 7:30 a.m. a 5:00 p.m. , desde hace ya 33 años, ininterrumpidamente. Ahí, además de desayuno y almuerzo, ofrecemos servicios integrados. Estos van desde servicios básicos como higiene, ropa y comida, así como desarrollo de destrezas a través de talleres de arte y actividades recreativas, servicios de apoyo, servicios psicosocial y servicios de salud, tanto físico como mental, entre otros”, expresó. 

Dijo Rivera Rosa que, con cada persona que llega a la Fondita de Jesús, se trabaja un plan individualizado y voluntario de acuerdo a sus necesidades.

Operan, además, dos microempresas, donde se ofrecen talleres de capacitación y autoempleo. Una es la Tiendita “La Percha 704”, que está en calle Ernesto Cerra, en Santurce. Es una tienda que vende artículos de segunda mano, que no son prácticos para ser utilizados por personas sin hogar, como trajes de noche, chaquetones y otros. El dinero que se recauda de esas ventas se reinvierte en servicios.

La otra microempresa es un vivero hidropónico, que se utiliza como recurso, para desarrollo de destrezas y como terapia. “No hay mejor terapia que el trabajo. Nuestro norte es poder reintegrar a las personas a la comunidad, productivamente”,  recalcó Rivera Rosa. 

Por su parte, Geraldine Bayrón Rivera, directora de Servicio programáticos de la Fondita de Jesús, manifestó que, una vez las personas llegan a la Fondita, el equipo de trabajo de alcance comunitario (manejadores de casos, psicólogos, trabajadores sociales, consejeros en adicción y salud mental y apoyo espiritual, educación, y otros) los orientan sobre los servicios de apoyo que hay disponible y les explican que todo es voluntario. “Y si necesitan buscar documentos, también se les ayuda. Y si requieren un servicio que nosotros no ofrecemos, se les refiere y hasta si es necesario, se les lleva”, comentó Bayrón. 

Vivienda permanente
En la Fondita de Jesús también ayudan a las personas sin hogar a conseguir hogar permanente. “Si la persona desea una vivienda, nuestro trabajador social le hace el proceso para la ubicación. Para cualificar, debe ser una personas sin hogar crónica, según lo define la ley federal. Esto quiere decir que tiene que tener una incapacidad, ya sea física o mental”, aclaró Bayrón Rivera. 

Otro componente para cualificar es que debe tener al menos, un año seguido sin vivienda o cuatro episodios (ocho días o más en la calle) de deambulancia en los últimos tres años. “El que no cualifique para estas viviendas, se le ayuda de otras maneras”, agregó.
Una vez  la persona está ubicada en una vivienda, con el servicio de apoyo, se comienza a trabajar lo que es estabilización de ingresos y de integración comunitaria. “Puede estar indefinidamente en la vivienda asignada, mientras existan los fondos que la subsidian y la persona cumpla con el contrato”, anotó Bayrón.  

Actualmente, la Fondita de Jesús administra “El Pueblito de Jesús”, en la calle Monserrate, en Santurce. Son 29 estudios, cada uno con su baño privado. Es para hombre y mujeres adultos, solos.

También tienen 13 apartamentos en el edificio “Los Robles”, en la calle Los Robles, en Río Piedras. “Son para personas de escasos ingresos, entre ellos las personas sin hogar. Y, además, administramos 120 vales de vivienda para personas solas o multifamiliares sin hogar. Son de una a tres habitaciones”, detalló Bayrón. 

Photo

Ayuda de la comunidad
Explicó Otero Cuevas que la mayoría de los fondos económicos que recibe la Fondita de Jesús vienen directamente del gobierno federal. También reciben algunos fondos del gobierno estatal y municipal de San Juan; así como fondos privados de corporaciones, fundaciones, asociaciones y donativos de la comunidad. 

Además, reciben donaciones de recursos como ropa, alimentos, artículos de primera necesidad y algunos servicios, entre otros. “Tenemos la colaboración de unos 120 voluntarios recurrentes, que donan su tiempo. Son talentos y recursos en las diferentes áreas de servicios de operaciones de la Fondita de Jesús”, observó Otero Cuevas. 

Exhibición “Regala tu Amor a los Vecinos de la Calle”
Del 7 al 10 de febrero se está presentando la  exhibición “Regala tu Amor a los Vecinos de la Calle”, en un establecimiento localizado en la planta baja de San Patricio Plaza, en Guaynabo. 

El objetivo de esta exhibición es que las personas puedan ir a conocer los servicios que ofrece La Fondita de Jesús a las personas sin hogar, conozcan la historia y trayectoria de esta organización, y cómo pueden ayudar. 
Voluntarios, participantes y empleados de La Fondita de Jesús están allí orientando a los visitantes en el centro comercial.
La exhibición abre del  jueves a sábado, de 10:00 a.m. a 8:00 p.m. y el domingo, de 11:00 a.m. a 6:00 p.m.

¿Cómo ayudar? 
“La ciudadanía puede ayudar donando las necesidades primordiales que tenemos en estos momentos, que son: mahones de hombre, en tallas del 28 al 38 de cintura; ropa interior para damas small y medium nuevas; tenis de hombre tamaños del 9 al 12 y de mujer, del 7 al 9 y toallas de baño. Pueden llevarlos estos días al lugar de la exhibición, donde hay unos contenedores preparados para ello o llevarlos directamente a la Fondita de Jesús”, precisó Otero Cuevas. 
Para información sobre donaciones o voluntariado llame al teléfono  (787) 724-4051, ext. 213 o escriba a cartas@lafonditadejesus.org.

  • Compartir esta nota:

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba