Loader
Herramientas

"Focusing" y educación después de María

Hoy en día se han ampliado los aspectos medulares de la educación que no solo están basados en el aprendizaje cognitivo, sino que incluyen aspectos de la inteligencia emocional y el aprendizaje significativo

  • Por Lourdes M. Ortiz-Berríos M.T.S.
  • 24 ENE. 2018 - 4:03 PM
Photo
A la hora de promover un aprendizaje significativo se debe tomar en cuenta la sabiduría que poseemos en cuerpo y mente. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Uno de los objetivos principales de la educación - sino el más importante-  es el de aprender a vivir juntos y aprender a ser (Informe Jacques Delors, 1996 por encargo de la UNESCO). De ahí que, si una persona aprende a vivir bien y desarrolla su ser, logrará ser un ciudadano que aporte al desarrollo de los pueblos. 

Hoy en día se han ampliado los aspectos medulares de la educación que no solo están basados en el aprendizaje cognitivo, sino que incluyen aspectos de la inteligencia emocional y el aprendizaje significativo. La educación encaminada hacia estos objetivos debe tomar en cuenta que el aprendiz no solo es mente, sino que posee un cuerpo-organismo que encierra mucho más.

Poseemos un cúmulo de información guardada en nuestro ser con relación a cada interacción vivida. A la hora de promover un aprendizaje significativo se debe tomar en cuenta esta sabiduría que poseemos en cuerpo y mente, desde donde podemos abordar las situaciones de la vida y alcanzar un aprendizaje experiencialmente significativo

Sin embargo, en su mayoría la educación ha estado limitada a procesos de aprendizaje cognitivos en una formación bancaria, donde se recibe y acumula información que posteriormente se olvida o no se integra a la vida. Promover la dimensión afectiva y corporal es la nueva vía del aprendizaje para propiciar una educación pertinente a la vida.

La técnica del enfoque corporal o focusing ofrece a la educación la posibilidad de trabajar desde el contacto con las sensaciones y sentimientos corporalmente sentidos para desde ahí abordar el aprendizaje. Más aún, en tiempos de tensiones agudas como las provocadas por situaciones como el huracán María, focusing permite que el estudiante acceda a su sentir más profundo para desde allí trabajar y resolver tensiones y preocupaciones.

Esta herramienta promueve que se pueda adentrarse en lo educativo, partiendo de las vivencias corporalmente sentidas, compartir emociones y sentimientos que brotan de un lugar más profundo que solo la lógica racional, y desde ahí abordar otros conceptos. Para que la educación sea pertinente luego del huracán se hace necesario atender las necesidades emocionales de los aprendices antes que las académicas.

El filósofo y psicólogo estadounidense Eugene T. Gendlin, fundador de The International Focusing Institute define focusing como el proceso y la técnica de prestar atención a una sensación holística, implícita en el cuerpo, que ofrece información sobre cómo el cuerpo siente con relación a un asunto determinado o aspecto de la vida. Esa sensación corporal que posee contenido emocional y de la historia de la persona, es llamada “sensación sentida”.

Una vez se localiza en el cuerpo puede ser representada en palabras o imágenes que resuenan con la sensación.  En el proceso del enfoque corporal, la persona se mueve desde la “sensación sentida” con relación a una experiencia, hacia una solución de ese asunto por vía de la expresión corporal.

Esta manera de sentir y de escuchar lo que nuestro cuerpo tiene que decir es el mejor regalo que le podemos brindar a los educandos en este tiempo, una forma de enseñarles a vivir en contacto con lo que sienten en su interior y lo que esto significa. Desarrollar tal destreza les ayudará a descubrir en su cuerpo la voz propia desde la cual aprender, y  a su vez lidiar con las tensiones y dificultades de la realidad actual del país.

Focusing es una técnica que puede ser enseñada y practicada a nivel individual o con acompañantes. Tan solo entrar en contacto con las sensaciones del cuerpo nos lleva a un estado de calma interior que se refleja en nuestro interactuar.

Para adentrase en esta práctica en el ámbito educativo recomendamos:

  • Escuchar la respiración en silencio durante cinco o seis minutos.
  • Dedicar varios minutos a escuchar cómo me siento por dentro al escuchar esta historia o resolver tal problema (se puede presentar un tema particular para focalizar)
  • Esperar que surja alguna sensación en el cuerpo, recibirla y permanecer un momento atendiéndola. Tratar de buscar la palabra, imagen, sabor u otro recurso que la describa y permita completar la frase de “es cómo…”.
  • Preguntarle a la sensación: ¿Cómo me siento con relación a esta situación? Esperar y recibir. Usualmente surge algún cambio en la sensación que se suaviza y nos revela algo sobre lo que estamos viviendo.
  • Recibir y agradecer.
  • Compartir con los compañeros o acompañante lo que se desee sobre aquello que se experimentó.

La autora es directora del Instituto para el Desarrollo Humano a Plenitud, certificada en las técnicas del Focusing por Focusing México y el Instituto Focusing de Nueva York.

El 24 de febrero, el Instituto para el Desarrollo Humano a Plenitud ofrecerá el taller Focusing Aprende a Escuchar tu Cuerpo.

Para información, accede a www.crecimientoaplenitud.org, llama al 787-375-7854 o escribe a lortiz@csifpr.org.

  • Compartir esta nota:

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba