Loader
Perspectiva diferente

Autogestión para una vida menos complicada

Luego del paso del huracán María ha sido necesario realizar cambios significativos, dejando atrás el “ay, bendito” y buscando alternativas viables

  • Por Lucía A. Lozada
  • 07 ENE. 2018 - 07:00 AM
Photo
  • Compartir esta nota:

“La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura”. Con este pensamiento de Albert Einstein, Paolo Di Pietro, quien ha estudiado extensamente el naturismo tropical y la ciencia del ayurveda, define la nueva oportunidad que los habitantes de Puerto Rico tienen ante sí para hacer las cosas desde una perspectiva diferente.

Para Di Pietro, la autogestión, definida como “el uso de cualquier método, habilidad y estrategia a través de las cuales los partícipes de una actividad puedan guiar el logro de sus objetivos”, es esa vía para que Puerto Rico pueda echar hacia delante. A continuación, los puntos propuestos por Di Pietro:

Salubridad

Para purificar el agua, Di Pietro menciona la jícara o la concha del coco de la cual se puede elaborar carbón activado que puede servir como uno de los mejores filtros de agua naturales por su alta cantidad de microporos que absorben las impurezas tanto del agua como del aire.

“Entonces, con este carbón activado, podemos desarrollar filtros de agua y máscaras para filtrar el aire. Toda esta tecnología se puede desarrollar en el trópico y mantenerla almacenada para momentos como los que vivimos hoy día en la isla”, dice, al añadir que estos filtran los gases tóxicos que emiten los generadores de energía, los automóviles, los aviones y otros.

Además, recomienda desarrollar una reserva de hierbas medicinales preservadas en forma deshidratada (como la ortiga, que abunda en el país), el orégano brujo, la salvia, la albahaca, la sábila, la cúrcuma, el jengibre, la flor escondida, la escoba negra, la yerba coquí, el neem. Con estas plantas se pueden realizar infusiones que actúan como medicina efectiva, natural y como kit de emergencia, cuando por motivo de devastación de flora no se pueden tener al alcance.

Energía renovable

“Debemos tomar seriamente nuestra capacidad de ser un lugar estratégico para tener el mejor tipo de energía en la faz de la Tierra”, comenta Di Pietro, al mencionar que parte de la oportunidad que nos presenta la situación actual del país debe llevarnos a revaluar las fuentes de consumo de energía, un área que nos sirve para medir el progreso y el bienestar de una a sociedad.

“Un modelo económico como el actual, cuyo funcionamiento depende de un continuo crecimiento, exige también una demanda igualmente creciente de energía. Puesto que las fuentes de energía fósil y nuclear son finitas, es inevitable que en un determinado momento la demanda no pueda ser abastecida y todo el sistema colapse, salvo que se descubran y desarrollen otros nuevos métodos para obtener energía: éstas serían las energías alternativas”, explica Di Pietro, al añadir que algunas opciones que se deben auscultar incluyen la energía eólica, la geotérmica, la hidroeléctrica, la mareomotriz, la solar, la undimotriz (energía de las olas), la biomasa y los biocarburantes.

Finalmente, aunque no podemos perder la esperanza, para Paolo Di Pietro es hora de echar a un lado el “ay, bendito” y comenzar a “considerar seriamente el planteamiento de hacer las cosas diferentes para poder ver resultados diferentes”.

Educación

Di Pietro señala que la educación es una herramienta que capacita para vivir y ayuda a sobrevivir, enfrentando las situaciones del diario vivir.

“La educación debe tener prioridades y no tan solo pensar en dinero”, explica, al mencionar que “es inconcebible que no se nos enseñe a amolar y a manejar un machete (tanto que hizo falta para recoger loes escombros posMaría), pero que entonces pretendan las autoridades que seamos proactivos y limpiemos los caminos. Inconcebible que no se nos eduque a cómo cosechar un coco y cómo mondar un coco, siendo el coco uno de los alimentos más necesarios en tiempos de crisis, pudiendo servir hasta como un sustituto de suero en pacientes heridos o afectados”, recalca al agregar que otro ejemplo consiste en poder identificar, sembrar, pelar y cocina plantas comestibles, como yuca (Manihot esculenta).

Soberanía alimentaria

“El paso del huracán María dejó estragos en los platanales y en gran parte de la vegetación boricua. Pero, desde mucho antes de María, el sector agrícola permanecía marginado por parte del gobierno y la profesión de la agricultura vista con apatía por el común de las masas puertorriqueñas, siendo Puerto Rico un país que en un 70 % o mucho más depende de alimentos importados desde el extranjero para satisfacer sus necesidades alimenticias”, explica Di Pietro.

Para el practicante de la ayurveda, la soberanía alimentaria, o la producción local de alimentos locales, nutritivos y producidos de forma ecológica y sostenible, es esencial y, para ello, expresa, las enseñanzas del llamado Padre del Naturismo Tropical, Dr. Keshava Bhat pueden brindar una guía en la que se integre la naturaleza a los estilos de vida de una manera práctica y dinámica.

Procesamiento de alimentos

Muchas críticas se han levantado en cuanto a la calidad y el valor nutritivo de algunas de las cajas de alimentos de ayuda humanitaria que han repartido entes gubernamentales a muchas personas en la isla. En algunas de dichas cajas se han podido ver desde dulces hasta bolsas de meriendas que clasifican en lo que conocemos como “comida chatarra”. La alimentación nutritiva se ha visto seriamente afectada para muchas personas, lo que puede tener un efecto adverso a la salud,

Ante esta falta de alimentos frescos, según explica Di Pietro, Puerto Rico debería aprender la lección y desarrollar no tan solo un banco de semillas autóctonas aptas para la reforestación en algún momento necesario, sino también usar la sabiduría indígena ancestral y preservar alimentos naturales de todo tipo como viandas (yuca , malanga, yautía, apio, fruta de mangó, fruta de guineo maduro, ñame, batata, por mencionar tan solo algunos) para tener un buen suministro soberano de alimentos reales y sanos”, elabora, al poner por ejemplo que de la yuca se puede elaborar pan de casabe, el cual puede durar desde meses hasta años almacenado. También, indica, se pueden elaborar viandas deshidratas y harinas de viandas deshidratadas como pana, ñame, yautía, guineo, mango, coco y ajonjolí, entre otras.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba