Loader
Medio esparanzador

Los emoticones ayudan a seguir la calidad de vida de los pacientes oncológicos

Según Mayo Clinic

  • 03 ENE. 2018 - 12:09 PM
Photo
El estudio se creó bajo el marco del Researchkit de Apple y mostró que el reloj inteligente Apple brinda datos objetivos y continuos, que se correlacionan con los resultados de pacientes oncológicos establecidos. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

En los resultados presentados ante la Sociedad Americana de Hematología, los investigadores de Mayo Clinic descubrieron que los emoticones, en lugar de las tradicionales escalas de emociones, sirven para evaluar la calidad de vida física, emocional y general de los pacientes. Los investigadores descubrieron que los pacientes se inclinaban tanto hacia los teléfonos iPhone como a los relojes inteligentes Apple y que la tecnología les permitía recolectar datos para el estudio de manera exacta y eficaz.

El estudio se creó bajo el marco del Researchkit de Apple y mostró que el reloj inteligente Apple brinda datos objetivos y continuos, que se correlacionan con los resultados de pacientes oncológicos establecidos.

“La atención médica de los pacientes con cáncer es compleja e incluye cirugía, radiación, quimioterapia y sustancias dirigidas, todo lo cual puede derivar en consecuencias físicas, emocionales, económicas y espirituales capaces de alterar la capacidad de realizar ciertas actividades sin ayuda. Esos factores de la calidad de vida desempeñan un papel importante en cuanto a predecir la supervivencia y determinar las mejores alternativas de tratamiento”, comenta la autora principal del trabajo doctora Carrie Thompson, médica hematóloga de Mayo Clinic.

La doctora Thompson dice que puede ser difícil medir la calidad de vida y el estado de rendimiento, porque hacerlo suele implica llenar largos cuestionarios escritos que posiblemente resulten tediosos para los pacientes y sean inexactos. “Con nuestro estudio, quisimos determinar si los datos de la tecnología que uno lleva puesto se correlacionan con las medidas de resultados tradicionales y validados de pacientes oncológicos”, señala la Dra. Thompson.

Los investigadores inscribieron en Mayo Clinic a 115 pacientes con linfoma y mieloma múltiple, cuya expectativa de vida era menor a 5 años y disponían de un teléfono iPhone 5 o más moderno.  Al momento de inscribirse, todos los pacientes recibieron un reloj inteligente Apple y descargaron la aplicación del estudio. Los investigadores recolectaron datos basales, tales como información acerca de las funciones físicas, el cansancio, el sueño, el papel social, la funcionalidad y la calidad de vida.

Además, los investigadores desarrollaron dos escalas electrónicas de emoticones para medir la calidad de vida.

“Los emoticones son un tipo de comunicación popular y casi universal que diferentes poblaciones entienden, incluido quienes no saben mucho sobre la salud. Existen varios estudios que intentan predecir el bienestar personal en base al análisis de los mensajes puestos en Facebook y Twitter, pero esos estudios no se enfocan en los emoticones como mecanismo para que los pacientes expresen cómo se sienten en un determinado día. Si demostramos que los simples emoticones son una medida válida y confiable del bienestar del paciente, eso podría transformar la manera de valorar el bienestar del paciente”, añade la doctora  Thompson.

En la primera semana del estudio, los pacientes usaron el reloj inteligente Apple durante un promedio de 9.3 horas diarias, dieron 3,760 pasos diarios en promedio, hicieron ejercicio durante 8.3 minutos al día, fueron sedentarios durante 224.9 minutos diarios y quemaron 115.8 kilocalorías al día.  Los investigadores observaron asociaciones importantes entre las medidas de los resultados de los pacientes y los datos acerca de la actividad. La correlación más fuerte se observó entre los pasos diarios y la puntuación para la función física del Sistema de Información sobre las Medidas de los Resultados del Paciente. Además, los investigadores descubrieron una relación significativa entre los emoticones usados por los pacientes para responder y los resultados normalizados de los pacientes.

“Aunque es preciso estudiar más a fin de validar la aplicación de los monitores de actividad que se llevan puestos sobre la atención médica de los pacientes con cáncer, creemos que esta tecnología tiene el potencial de mejorar la manera en la que cuidamos a estos pacientes. En el futuro, esta tecnología quizás permita monitorizar los síntomas del paciente y comunicarse con ellos entre una y otra cita”, concluye la doctora Thompson.

Fuente: Mayo Clinic, una organización sin fines de lucro y dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación que ofrece atención experta e integral a todos los que necesitan recobrar la salud. Si desea más información, visite http://www.mayoclinic.org/es-es/about-mayo-clinic o http://newsnetwork.mayoclinic.org/category/espanol-2/.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba