Loader
Libérate del estrés

Por qué debes empezar a practicar la hidroterapia

Te contamos cómo puedes hacerlo en casa

  • Por El Comercio / GDA
  • 07 DIC. 2017 - 12:28 PM
Photo
Una forma de hacer hidroterapia es tomando baños de inmersión o duchas con aromaterapia. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

La hidroterapia es una técnica que utiliza las propiedades del agua con fines terapéuticos, en forma de baños de inmersión, hidromasajes y baños de vapor, con diferentes temperaturas y niveles de presión según el caso, comenta la especialista en medicina física y rehabilitación Rosario Sosa.

Así, variantes de la hidroterapia han pasado de la medicina de rehabilitación a ser parte de los servicios de un spa, donde sirven como terapia de relajación. 

¿Te gustaría aplicarla en casa? Una forma de hacerlo es tomando baños de inmersión o duchas con aromaterapia, preferiblemente antes de dormir. A continuación, varias opciones prácticas para liberarte del estrés:

-Diluye de ocho a 10 gotas de aceite esencial de tu elección (lavanda y manzanilla son relajantes) en un aceite vegetal (oliva). Añade y diluye la mezcla en la bañera con agua caliente. Durante la inmersión (20 minutos), te relajarás con los vapores aromáticos, señala la especialista en aromaterapia Erika Eberhardt.

El baño con agua caliente tiene un efecto relajante. Dilata los vasos sanguíneos y mejora la circulación, afirma el 
dermatólogo César Ramos. La temperatura del agua no debe ser superior a 98 °F. 

La inmersión en la tina debe durar máximo 20 minutos, porque el agua caliente deshidrata la piel, resecándola, acota el médico.

-La sal tiene la propiedad de retirar células muertas de la piel y limpiar las energías negativas acumuladas por el estrés, dice la asesora holística Sandra Cárdenas. Añade cuatro puñados de sal en la bañera. Si deseas, agrega aceites esenciales de lavanda y romero, y permanece 20 minutos. Enjuágate con agua fría y, tras secarte, colócate un aceite natural (coco o almendras) para humectar la piel. Al terminar la terapia, aplica crema humectante, pues los cambios bruscos de temperatura del agua (fría-caliente) resecan la piel, advierte Ramos.

-Esta raíz alivia dolores físicos y da vigor, indica Cárdenas. Prepara un baño de inmersión, añadiendo una preparación con ginseng siberiano (vierte agua recién hervida en una taza con la raíz). Si usas agua caliente (98 °F), la inmersión debe durar máximo 20 minutos, para no abrir los poros. Si es fría, el tiempo que desees.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba