Loader
Ayuda comunitaria

“Puerto Rico ya está de pie”

Isaías Feliz Martínez asegura que en momentos como los vividos es que se prueba la madera de la que está hecho el boricua

Photo
El ritmo de su vida ha cambiado luego de que unas imágenes suyas captaran la atención en las redes sociales y se siguieran propagando. (Archivo de GFR Media)
  • Compartir esta nota:

A eso de las 11:00 de la mañana, ya la leña está en el fogón en las afueras de uno de los edificios del residencial Luis Llorens Torres, en San Juan, en donde Isaías Feliz Martínez pone de manifiesto su talento en las artes culinarias, para ofrecer un plato de comida en manos de personas con diversas necesidades, entre ellos: deambulantes, niños y ancianos.

Este joven de 24 años no se dejó amilanar tras haber perdido sus bienes materiales por la fuerza del huracán María y su empleo en un restaurante de la capital, y de inmediato puso de manifiesto su deseo de servir.

El ritmo de su vida ha cambiado luego de que unas imágenes suyas captaran la atención en las redes sociales y se siguieran propagando. De utilizar los pocos suministros que le quedaban en su alacena, estos se multiplicaron gracias a la generosidad de personas en y fuera de Puerto Rico, que se han desbordado en ayudas, pues querían apoyar y formar parte de este movimiento.

“Ha sido una bendición tremenda. Acabo de ir al buzón hace unas horas porque recibí una boleta, y había una pared llena de cajas de suministros. Quedé atónito”, expresa el chef a quien le apasiona el teatro. “Amo las tablas y ese arte lo demuestro en la confección de un plato con colores y texturas”, enfatiza.

Recibir un generador eléctrico por parte de una ciudadana le ha ayudado a la conservación de los alimentos refrigerados, pues un buen manejo de los alimentos es primordial para el chef, quien en un principio contó con la ayuda de vecinos. Al paso de los días se le unieron sus amigos, el chef Jean González y Arturo Géigel en esta encomienda de servicio comunitario que ha logrado impactar a residentes del residencial en donde vive, así como el sector Playita y La Colectora, entre otros.

“Personas que ni me conocen confiaron plenamente en mí. Hasta el sol de hoy, todo lo que han enviado, gracias a la mano de Dios, ha llegado a las manos de quienes lo necesitan. Pusieron su confianza en mí y yo se los agradezco”, dice al exhortar a otros líderes a que se contagien e impacten a sus respectivas comunidades. 

Aunque está consciente de que ya tiene que comenzar a generar ingresos, pues tiene una familia que mantener,  quisiera continuar con la iniciativa hasta que termine el último grano de arroz donado. 

“Puerto Rico no se levanta, Puerto Rico ya está de pie. Hay muchas caras luchando todos los días, estamos guerreando contra esto. No nos vamos a rendir tan fácil. En momentos como este es que se prueba la madera de la que está hecho el boricua”, asegura. 

Isaías continúa obteniendo ayudas, incluso recientemente recibió una aportación de Walmart. Si deseas unirte a esta iniciativa, puedes contactarlo en Facebook: “Izaiaz Felix F Martinez”.

  • Compartir esta nota:

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba