Loader
En medio de la crisis

Recomendaciones para combatir el insomnio

Tras el paso del huracán María, muchas personas no han podido conciliar el sueño

Photo
La falta de sueño dificulta la concentración y se relaciona con un aumento de accidentes de tránsito, estrés e irritabilidad. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Son muchas las personas en Puerto Rico que tras el paso del huracán María no han podido conciliar el sueño o, si se duermen, se despiertan a cada rato. Este comportamiento está directamente vinculado con un padecimiento de insomnio.

La licenciada Luz Pérez, de la Farmacia América, en Aguas Buenas, indicó que, en un evento traumático como el que se está viviendo en la isla, es normal que la gente sienta mucho estrés, ansiedad y hasta depresión.

“En situaciones como ésta, muchas personas están padeciendo de insomnio a la hora de acostarse a dormir. El calor, las preocupaciones y los cambios de hábitos, incrementan los problemas para dormir”, aseguró Pérez.

La experta sostuvo que, la falta de sueño dificulta la concentración y se relaciona con un aumento de accidentes de tránsito, estrés e irritabilidad.

“Estos días, después del huracán María, está llegando mucha gente a la farmacia diciendo que no puede dormir. Si el paciente tiene en su récord medicamentos controlados, tranquilizantes como Clonazepam o Klonopin, entre otros, se los estamos despachando. Pero no podemos vender los tranquilizantes si nunca se los han recetado”, advirtió.

Pérez dijo que, en cambio, está recomendándole a las personas que, para poder dormir tomen Benadryl o complejos homeopáticos como Quietude y Sedalia.  

“Lo más que hemos vendido son las tabletas naturales de Serenita. Tienen extracto de raíz valeriana, flor de parcha, extracto de manzanilla y agua de azahar. Es estupendo”, recalcó.

También está sugiriéndole a la gente que tome agua de azahar, que es un producto natural. “Tranquiliza los nervios, hace dormir plácidamente, ayuda en los procesos depresivos, favorece la digestión y más. Su origen está en la flor del naranjo agrio, naranjo, limonero o cidro. El agua de azahar se toma en dosis de 2 ó 3 cucharadas varias veces al día”, explicó.

Además, dijo que algo tan sencillo como tomar una cucharada de miel de abeja antes de acostarse, puede ayudar a dormir. “Los azúcares que contiene la miel ayudan a subir naturalmente los niveles de insulina, los cuales producen serotonina, una sustancia química que eleva el estado de ánimo y nos relaja, combatiendo así la dificultad para conciliar el sueño”, puntualizó.

Por otro lado, la puertorriqueña radicada en Miami, Cristina B. Jiménez, terapeuta de Matrimonio y Familia, especializada en trauma, ofreció varios consejos de actividades que los ciudadanos pueden hacer para controlar el insomnio y no dar más vueltas en la cama. A continuación, resumimos algunas de las actividades que mencionó Jiménez:  

- La tertulias con los vecinos e ir a la iglesia o su templo de predilección, dan paz, quitan un poco la ansiedad y el estrés.

- La meditación y la relajación ayudan a regular los ciclos de sueño, evitando así el insomnio.

- Ordenar la habitación y la cama, ayudará a que sienta que todo está en más calma.

- Hacer al menos diez respiraciones profundas, antes de dormir.

- Se debe evitar el consumo de café, tabaco o alcohol al menos cuatro horas antes de irse a la cama. “Estas sustancias suelen estimular el sistema nervioso y si las consume antes de dormir, pueden causarle insomnio”, subrayó.

- Otra manera efectiva de alcanzar el sueño es la música. “En vez de quedarse escuchando noticias de lo que está sucediendo en el país hasta altas horas de la noche, antes de irse a dormir es mejor escuchar música suave durante al menos 30 minutos. Basta concentrarse en el sonido y relajarse, para quedarse dormido”, enfatizó la terapeuta.  

Finalmente, recomendó que, por más problemas que uno tenga, a la hora de dormir, hay que dejarlos fuera de la cama.

“Mientras uno esté durmiendo, no va a poder resolver los problemas. Así que, piense en cosas bonitas, en tiempos mejores y olvide un poco la ansiedad y el estrés. Si, aun así, algo le preocupa demasiado, escríbalo en un papel antes de irse a dormir, para que lo retome en la mañana. Expresar las preocupaciones por escrito le ayudarán a sentirse más tranquilo”, concluyó. 

Son muchas las personas en Puerto Rico que tras el paso del huracán María no han podido conciliar el sueño o, si se duermen, se despiertan a cada rato. Este comportamiento está directamente vinculado con un padecimiento de insomnio.

La licenciada Luz Pérez, de la Farmacia América, en Aguas Buenas, indicó que, en un evento traumático como el que se está viviendo en la isla, es normal que la gente sienta mucho estrés, ansiedad y hasta depresión.

“En situaciones como ésta, muchas personas están padeciendo de insomnio a la hora de acostarse a dormir. El calor, las preocupaciones y los cambios de hábitos, incrementan los problemas para dormir”, aseguró Pérez.

La experta sostuvo que, la falta de sueño dificulta la concentración y se relaciona con un aumento de accidentes de tránsito, estrés e irritabilidad.

“Estos días, después del huracán María, está llegando mucha gente a la farmacia diciendo que no puede dormir. Si el paciente tiene en su récord medicamentos controlados, tranquilizantes como Clonazepam o Klonopin, entre otros, se los estamos despachando. Pero no podemos vender los tranquilizantes si nunca se los han recetado”, advirtió.

Pérez dijo que, en cambio, está recomendándole a las personas que, para poder dormir tomen Benadryl o complejos homeopáticos como Quietude y Sedalia.  

“Lo más que hemos vendido son las tabletas naturales de Serenita. Tienen extracto de raíz valeriana, flor de parcha, extracto de manzanilla y agua de azahar. Es estupendo”, recalcó.

También está sugiriéndole a la gente que tome agua de azahar, que es un producto natural. “Tranquiliza los nervios, hace dormir plácidamente, ayuda en los procesos depresivos, favorece la digestión y más. Su origen está en la flor del naranjo agrio, naranjo, limonero o cidro. El agua de azahar se toma en dosis de 2 ó 3 cucharadas varias veces al día”, explicó.

Además, dijo que algo tan sencillo como tomar una cucharada de miel de abeja antes de acostarse, puede ayudar a dormir. “Los azúcares que contiene la miel ayudan a subir naturalmente los niveles de insulina, los cuales producen serotonina, una sustancia química que eleva el estado de ánimo y nos relaja, combatiendo así la dificultad para conciliar el sueño”, puntualizó.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba