Loader
Guía del cuidador del paciente de alzhéimer

Lo que debes saber para cuidar un paciente de alzhéimer

Las personas con esta condición necesitan ciertas atenciones especiales

Photo
A menos que el paciente esté encamado, no suele ser necesario contar con un enfermero para hacerse cargo de él. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Al momento de asumir el cuidado de un paciente con alzhéimer o contratar los servicios de un cuidador hay varios aspectos que debes tener en cuenta. Es importante evaluar en qué etapa se encuentra la enfermedad para determinar el tipo de atención que será necesaria. A menos que el paciente esté encamado, no suele ser necesario contar con un enfermero para hacerse cargo de él. El rol del cuidador puede asumirlo un familiar o un auxiliar debidamente evaluado por la familia. 

Algunos de los requisitos más importantes con los cuales debe cumplir el cuidador son los siguientes:

Está preparado para repetir las instrucciones más de una vez. Utiliza una voz amorosa, pero de adulto y ten paciencia.

Desarrolla una actitud positiva. Los pacientes de demencia pueden leer el lenguaje del cuerpo y responder a actitudes positivas de sus cuidadores.

Aprender a comunicarte con el paciente. No trates de cambiar la mente del paciente, aunque pienses que lo que quiere es irracional. No crees un patrón de sólo prestar atención cuando despliegue comportamiento problemático. Rompe este patrón dando apoyo todo el tiempo.

Maneja comportamientos problemáticos. Debes ser bondadoso, flexible y calmado. No tomes estos comportamientos personalmente.

Crear una rutina durante el día. Planifica las visitas en cierto horario para evitar sorpresas y el paciente tenga algo agradable en su día por el cual esperar; igualmente con su baño, sus comidas, etc. Es importante crear una rutina alrededor de ir al baño para evitar accidentes.

Mantén una rutina de actividades divertidas y planifícalas alrededor de las habilidades del paciente. Motívalo a completar tareas en el hogar. Pasen tiempo en el exterior caminando, observando la naturaleza y hasta haciendo ejercicios. Ayuda a que mantenga contacto con amigos y familiares. Utiliza el humor. Busca actividades organizadas para grupos.

Mantente cerca. Los pacientes con alzhéimer, igual que los infantes, necesitan contacto físico y saber que estás ahí para ellos.

Deja  las cosas en los mismos sitios y, si acaso, pégalas a la pared para que tenga más espacio. Compra protectores de niños para las esquinas de los muebles, escaleras, gavetas y enchufes. Y mantén el área libre de alfombras y cables.

Fuente: Caregivers de Puerto Rico

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba