Loader
Salud mental

A prevenir y controlar el suicidio

Hoy, 10 de septiembre, en el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, te informamos sobre qué se debe y qué no se debe hacer ante una amenaza de suicidio

  • Por Por Dentro
  • 10 SEP. 2017 - 06:00 AM
Photo
Shutterstock
  • Compartir esta nota:
Son asombrosas las cifras ofrecidas por la Organización Mundial de la Salud, pues cerca de 800,000 personas se quitan la vida cada año. Sin duda se trata de un problema complejo, que no solo se produce en los países de ingresos altos, sino que además es la segunda causa principal de defunción en el grupo etario de 15 a 29 años. Por tanto, las actividades de prevención exigen la coordinación y colaboración de múltiples sectores de la sociedad.
Durante el periodo de los años 2000 a 2016 se reportaron un total de 5,192 muertes por suicidio en Puerto Rico, para un promedio anual de 305 suicidios. Esto equivale a una tasa promedio de 8.2 muertes por suicidio por cada 100,000 habitantes. Desde el 1 de enero hasta el 31 de marzo del año en curso, 2017, se habían registrado preliminarmente 46 muertes por suicidio en Puerto Rico, de acuerdo con estadísticas de la Comisión para la Prevención del Suicidio del Departamento de Salud. 
Hoy, 10 de septiembre, en el Día Mundial para la Prevención del Suicidio compartimos algunos consejos de prevención y control. Los suicidios son prevenibles. Existen algunas medidas que se pueden adoptar entre la población, los grupos de población y las personas para prevenir el suicidio y los intentos de cometerlo. Esas medidas incluyen:
  • restricción del acceso a los medios de suicidio (por ejemplo, plaguicidas, armas de fuego y ciertos medicamentos);
  • información responsable por parte de los medios de comunicación;
  • introducción de políticas orientadas a reducir el consumo nocivo de alcohol;
  • identificación temprana, tratamiento y atención de personas con problemas de salud mental y abuso de sustancias, dolores crónicos y trastorno emocional agudo;
  • capacitación de personal sanitario no especializado, en la evaluación y gestión de conductas suicidas;
  • seguimiento de la atención dispensada a personas que intentaron suicidarse y prestación de apoyo comunitario.
¿Qué se debe y qué no se debe hacer ante una amenaza de suicidio?
La mayoría de las personas que intentan suicidarse dan avisos evidentes de sus intenciones. Por consiguiente, deben tomarse en serio todas las amenazas de autolesión.
Es importante que:
  • Prestes atención a lo que dice la persona
  • No lo(a) dejes solo(a)
  • Le creas
  • Lo(a) tomes en serio
  • No lo(a) regañes
  • No lo(a) juzgues
  • Entiende y valida sus sentimientos
  • Hazle saber que deseas ayudarlo(a)
  • Facilita que la persona verbalice y exprese sus sentimientos
  • Busca ayuda profesional
  • Ayúdales a encontrar respuestas y alternativas para sus situaciones apremiantes

Nunca piense que:

  • No tiene importancia.
  • Está bromeando.
  • No lo hará.
  • Se le olvidará en unos días.
  • Lo hace para llamar la atención.
  • Está "manipulando".
  • Está loco(a).
  • Retarlo(a) es la solución correcta.
  • No es su responsabilidad.
  • No es la persona adecuada para ayudarlo(a).

Mira la lista de Dónde buscar ayuda.

Fuente: Organización Mundial de la Salud; Comisión para la Prevención del Suicidio del Departamento de Salud.
  • Compartir esta nota:
Volver Arriba