Loader
Nuevo estudio

Tener un trabajo malo puede ser peor que estar desempleado

Investigadores arrojan luz sobre lo que constituye un buen trabajo y entienden que a veces es mejor el desempleo

Photo
Expertos afirman que bienestar económico no siempre se traduce en bienestar general. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Aun cuando no tener trabajo puede ser detrimental si causa angustias y pobreza, según un estudio reciente tener un trabajo malo es peor. Es decir, que bienestar económico no siempre se traduce en bienestar general. Por fortuna, para las trabajadoras y los trabajadores puertorriqueños, a pesar de las adversidades económicas y laborales que puedan enfrentar, muchos cuentan con una protección especial que también ha podido ser documentada científicamente.

Utilizando datos recopilados como parte de un estudio loNgitudinal que cubrió los años 2009 al 2012, investigadores de la Universidad de Manchester, en Gran Bretaña, observaron cómo evolucionó el estado de salud de unas 1,300 personas en ese país analizando biomarcadores como triglicéridos, hemoglobina glicosilada, proteína C-reativa, creatinina, presión sanguínea y autorreporte de salud, entre otros. Lo que encontraron, pareció establecer un nuevo paradigma.

“A pesar de la creencia generalizada de que cualquier empleo, incluso de mala calidad, se asocia a mejor salud y estado de bienestar que estar desempleado, hay poca evidencia en cuanto a si volver a emplearse en trabajos de mala calidad es mejor para la salud que permanecer desempleado. El estudio encuentra alguna evidencia de que los adultos que estuvieron empleados en el pasado y transicionaron a trabajos de pobre calidad tuvieron mayores niveles adversos de marcadores en comparación con sus pares que permanecieron desempleados”, indican los autores del estudio publicado recientemente en el International Journal of Epidemiology.

Pero, ¿qué determina lo que es un buen trabajo? ¿Cómo lograr un estado de bienestar laboral?

El doctor en psicología de la salud ocupacional Ramón Rodríguez Montalbán explica que bienestar laboral “es un estado donde las personas se sienten a gusto con lo que están haciendo en el lugar de trabajo, hacen algo que para ellos tiene sentido, que llena sus necesidades personales, es decir, aman lo que hacen”.

Aun así, puede convertirse en dañino si cobra mayor relevancia que otros aspectos importantes para la vida.

“Si le dedico tantas y tantas horas que en la esfera familiar me olvido o estoy ausente, eso no es bienestar laboral, ya que podría ser obsesión por el trabajo e incluso adicción por el trabajo”, plantea el también doctor en psicología industrial organizacional.

Explica que cuando hay adicción al trabajo la persona casi no puede dejar de pensar en asuntos relacionados y trabaja compulsivamente. Rodríguez Montalbán, quien es profesor de la Universidad Carlos Albizu e investigador, revela que en uno de sus estudios observó cómo “en Puerto Rico y en España personas cometen 'errores' adrede para seguir trabajando”.

Entre los factores adversos que pueden producirse en el ambiente de trabajo, el especialista menciona el tener múltiples tareas que generen estrés, o factores estresantes como no tener claras las tareas y responsabilidades. También hace daño el aburrimiento. “(Cuando estamos aburridos) El tiempo se pasa bien lentamente y, por consiguiente, se convierte en un factor estresante. Eso afecta el bienestar en el trabajo porque nos sentimos infrautilizados, que no estamos dando el máximo”, señala.

Las características del trabajo de pobre calidad que investigadores en Gran Bretaña consideraron en el citado estudio incluyeron: satisfacción y ansiedad, pero también salario bajo, inseguridad en el empleo y control. Sobre esto, Rodríguez Montalbán comenta que cuando se disfruta lo que se hace, un bajo salario no necesariamente afecta el estado de bienestar. En cambio, “el yo no tener mucho control sobre el trabajo o la inseguridad, son elementos que sí generan mucha ansiedad, estrés y eso va en deterioro del bienestar psicológico”.

Sin embargo, en Puerto Rico se da un fenómeno favorable. “Una de las cosas que hemos visto es que hay muchas personas que se creen capaces de hacer bien su trabajo, y muchas personas que trabajan en las cosas que le apasionan”, afirma Rodríguez Montalbán.

El doctor entiende, sin embargo, que esta cualidad se debe cultivar más para que cada vez más personas trabajen en lo que verdaderamente les apasiona.

“Puerto Rico tiene grandes capacidades laborales, pero no estoy seguro de si nos damos cuenta de lo grandes que somos. Puerto Rico lo mejor que tiene es su gente, su recurso humano. Cuando estuve en España trabajando decía 'soy de Puerto Rico' y la gente me decía: '¡Ah!, de donde es Ricky Martin, Chayanne, Calle 13…', pero no nos hemos dado cuenta de todo el potencial que tenemos. El día que nos demos cuenta de todo lo que podemos hacer como pueblo, llegaremos a la estratósfera”, sentencia.

  • Compartir esta nota:

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba