Loader
Accidental Icon

Profesora, abuela y modelo a los 64 años

Lyn Slater llegó al modelaje por accidente hace cuatro años, pero su edad no la define como persona ni es una variable en su vida

  • Por Mari Carmen Schell/ Especial para Por Dentro
  • 01 SEP. 2017 - 08:00 AM
Photo
Slater siempre ha tenido conciencia sobre la moda y su rol como una forma de expresión personal. (Suministrada Lyn Slater)
  • Compartir esta nota:

Asus 60 años, la profesora universitaria y trabajadora social Lyn Slater se convirtió en un ícono de la moda, cuando unos fotógrafos internacionales que cubrían la Semana de La Moda creyeron que era una fashionista mientras caminaba por las calles de Nueva York. Slater abrazó esta grata confusión, adoptó el nombre “Accidental Icon” y se convirtió en bloguera y modelo.

En entrevista telefónica exclusiva con Por Dentro Plus desde sus oficinas en la Universidad de Fordham en Nueva York, donde enseña cursos en trabajo social, Slater narró sobre cómo esta confusión le abrió las puertas para hacer algo que siempre había querido hacer: expresarse. “Quería expresarme de una manera creativa”, dice al indicar que la edad ni la define como persona ni es una variable en su vida.

Cuenta que siempre ha tenido conciencia sobre la moda y su rol como una forma de expresión personal. “Cuando nos vestimos expresamos quienes somos. A mis estudiantes trato de enseñarles el poder que tiene la ropa que usamos. Nos juzgan por nuestra apariencia”, expresa.

Photo

Para la modelo, las marcas son una herramienta. “Si una marca en particular te ayuda a expresar una historia úsala”. En este sentido relata que, antes de hacer su escogido, siempre mira la propuesta de los diseñadores. Recuerda que se enamoró de la primera colección del diseñador Alessandro Michele para Gucci porque revivía el look de una niña de escuela geek. La sexagenaria expresa su preferencia por los diseñadores jóvenes emergentes, porque son innovadores, creativos y arriesgados.

Durante sus 45 años como trabajadora social, la profesora ha estado en contacto con personas que enfrentan retos formidables y que los han sobrevivido gracias a su resistencia y pragmatismo. Por esto dice que no tiene paciencia para las quejas y se describe como una “mujer en movimiento, siempre caminando hacia adelante”. Para ella, los lamentos no aportan nada a la vida de una persona ya que el pasado no se puede cambiar; solo se tiene control sobre el futuro. Así pues, si tienes un problema hay que resolverlo, señala.

A sus 64 años, la profesora convertida en modelo vive una vida sana y toma acciones preventivas para cuidar su salud. Come una dieta saludable y orgánica y toma mucha agua. Dijo ser afortunada de vivir en una ciudad donde puede caminar varias millas al día para mantenerse en forma. Usa cremas para la cara y lleva su pelo natural.

La mayor de seis hijos pasa el día rodeada de gente más joven que ella. Esto la obliga a cambiar constantemente para poder comunicarse de manera efectiva. “Trato de no apegarme a las cosas, nunca digo nunca, no tengo algo favorito y estoy abierta a nuevas culturas y al cambio”, dice sobre su personalidad.

En su blog, presenta sus muchos ángulos e identidades como persona. Algunos elementos persisten, incluyendo las gafas que son su cubierta, los aretes y los labios llamativos. Lo demás cambia constantemente mientras se mueve a través de diferentes edades para mantener a sus seguidores interesados. En cuanto al perfil de sus seguidores, destaca dice que el 98 % de su audiencia en Instagram está entre las edades de 18 y 30 años.

Las fotos que esta abuela de una niña de tres años publica en su blog las toma su compañero Calvin. Cuando está posando, Slater no piensa en nada. Describe el proceso como uno orgánico y espontáneo. “Nunca imaginé que me convertiría en una inspiración para otras personas. Fue una sorpresa. No estaba en mi agenda. Solo quería expresarme y hacer algo que me agradara”, concluye.

Photo
  • Compartir esta nota:
Volver Arriba