Loader
Sexualidad

¡La práctica que le podría salvar la vida a los hombres!

Estudio revela que el autoplacer tiene más beneficios que los pensados y hay un número mágico que lo comprueba

  • Por El Universal / GDA
  • 24 AGO. 2017 - 4:06 PM
Photo
Los datos del estudio fueron comparados con su historial médico y los resultados respaldan científicamente a la práctica onanista. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

La masturbación es más común de lo que crees, aunque algunas religiones señalan que no es algo "normal" ni propio de la naturaleza humana, pues afirman que puede generar en las personas una sexualidad egocéntrica. Además de que es una falta moral, un vicio obsesivo que llega a ser esclavo y un largo etcétera.

Pero, lo sorprendente es que la ciencia señala que el autoplacer puede salvarte la vida. Sí, leíste bien. Desde hace tiempo, hemos conocido algunos beneficios de alcanzar el orgasmo en solitario, pero, en el caso específico del hombre, hay uno que destaca: la masturbación reduce el riesgo de cáncer de próstata.

Investigadores de la Universidad de Harvard han documentado este beneficio. Y no conformes con eso, señalan que existe un número mínimo de veces para masturbarse al mes, el cual les ayudará a mantener su próstata libre de cáncer. ¡El número es 21!

Para llegar a esto, los especialistas realizaron una encuesta sobre los hábitos eyaculatorios de 31,925 hombres, con edades entre los 20 y 29 años y entre los 40 y 49 años de edad. Los datos recabados fueron comparados con su historial médico y los resultados respaldan científicamente a la práctica onanista.

Sí. El estudio publicado en la revista European Eurology mostró una reducción significativa de la probabilidad de desarrollar la enfermedad a partir de los 21 orgasmos mensuales. Esta frecuencia eyaculatoria disminuye el riesgo en un 33%.

De acuerdo con PlayGround, para explicar esto hay dos teorías. Una sugiere que la eyaculación frecuente arrastraría toxinas dañinas que de otro modo se acumularían en la glándula prostática, aumentando la posibilidad de daño.

Otra señala que la eyaculación frecuente ayuda a madurar las glándulas prostáticas, haciéndolas menos susceptibles a los agentes cancerígenos.
Pero, ya sea una cosa u otra, la ciencia dice que la masturbación constante es benéfica.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba