Loader
Perfil de una nueva generación

Los millennials en búsqueda de la felicidad

La también conocida como generación del “yo” explora nuevos caminos para cambiar la imagen de soledad que tanto la aleja de las relaciones significativas

Photo
Los millennials son la primera generación siempre conectada de la historia. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Si bien se dice que los millennials son individuos a los que les agrada la soledad, la realidad es que, en el mundo interconectado de hoy, esta generación, que se compone de jóvenes entre los 18 y los 29 años de edad, está luchando por establecer relaciones significativas en el mundo interconectado de hoy. Pero, ¿a qué se debe que sea considerada la generación más solitaria de la historia? 

Según un reporte de WGSN, organización que pronostica y analiza tendencias mundiales, la sociedad competitiva actual y los recientes avances tecnológicos están creando una epidemia de soledad que, en parte, se debe al creciente uso de la tecnología. Datos de la Fundación de Salud Mental del Reino Unido señalan que el 48% de las personas cree que son cada vez más solitarias. 

De otra parte, investigaciones sugieren que las interacciones digitales evitan la soledad solo temporalmente. Según detalla el reporte “Soluciones para la soledad de los millennials”, de WGSN, un estudio de 2017 publicado en el American Journal of Preventative Medicine descubrió que quienes pasan más de dos horas al día en las redes sociales están dos veces más propensos a sentirse aislados socialmente. 

Sobre este particular, la doctora Zahira L. González, psicóloga clínica, psicóloga industrial organizacional y presidenta de la Asociación de Psicología de Puerto Rico, dice que si bien, en la actualidad, la tecnología nos permite estar en contacto con otras personas de manera prácticamente instantánea, a veces “estar conectados virtualmente no sustituye necesariamente  la necesidad de crear lazos cercanos, afectivos y significativos con otras personas, donde haya una mayor intimidad emocional y contacto físico, como un abrazo, un beso o una palmada”.

Pero, según señala, “a través de mensajes de texto, correos electrónicos o llamadas de ‘Face Time’ se facilita la conexión con otros en cuestión de segundos y, a veces, esa interconectividad, si no se complementa con el contacto uno a uno, puede dar paso a sentimientos de soledad debido a la brevedad o superficialidad de esa interacción”. La doctora González añade que aunque la definición de la soledad tiene una connotación negativa, siempre hay espacio para definirse de una manera más positiva.

Soledad: definición dual

Para algunas personas “la soledad implica no tener recursos de apoyo social; es decir, carecer de personas a las cuales recurrir en caso de necesidad, para recibir apoyo o para compartir experiencias y sentimientos propios de la cotidianidad. Para otras, la soledad es un espacio de reflexión y  encuentro con ellas mismas”, subraya González, quien añade que “lo importante es destacar que todos los seres humanos necesitamos tener en quién confiar, con las cuales compartir asuntos de la vida diaria, así como nuestros pensamientos y sentimientos”. Sin embargo, a juicio de la psicóloga, puede haber jóvenes rodeados de muchas personas, que se van a sentir muy solas. “En ese sentido, la soledad cobra un significado negativo”, dice la especialista en comportamiento humano. “En muchas ocasiones, las conexiones son superficiales, si no pueden hablar de sus alegrías y preocupaciones”, explica González.

¿Cambio de paradigma cultural o generacional?

De acuerdo con la doctora González, aunque hay culturas donde ser joven o envejecido se valora de manera diferente, para algunos puede ser debatible pensar que la definición de soledad tiene componentes generacionales. 

“Si hoy día preguntamos a nuestros envejecidos cómo se sienten, posiblemente encontraremos que muchos también se sienten solos”, indica la doctora. Esto se debe a que carecen de conexiones significativas en el plano personal y emocional. 

“En nuestra cultura, si la interconectividad virtual nos deja con sentimientos de vacío, aislamiento, de falta de compañía o de recursos de apoyo emocional, entonces está provocando una sensación de soledad que no es positiva ni psicológicamente saludable”, agrega González. Esto afecta no solo las relaciones interpersonales, sino también la manera de trabajar de los millennials.

El estudio “El futuro del trabajo”, de WGSN, revela que la fuerza creciente de los millennials que trabajan de forma independiente en Estados Unidos corresponde al 38 % de los 53 millones de trabajadores independientes del país. Pero, el hecho de que la tecnología haya facilitado la oportunidad de trabajar de manera remota y flexible, ha dado paso a la contraparte de esta comodidad: más trabajadores jóvenes aislados y extremadamente vulnerables a la soledad. 

Prioridades de los millennials

La doctora Gonzalez explica que, de acuerdo a un estudio realizado por Universum con una muestra representativa de 43 países, aunque los millennials comparten ciertas características, es importante estudiarlos a nivel de su país.

“Esto nos lleva a pensar que las circunstancias de vida actuales (sociales, económicas, laborales) en Puerto Rico pueden impactar la manera en cómo nuestra Generación Y responde a las demandas del entorno y a diferenciarse en algunos aspectos de los millennials en países en bonanza económica o en economías emergentes”, explica.

De acuerdo a este estudio, las prioridades de los milliennials son:

  • Pasar tiempo con su familia
  • Crecer y aprender nuevas cosas
  • Tener una carrera exitosa
  • Vivir una vida larga y saludable
  • Tener tiempo y energía para disfrutar de sus pasatiempos
  • Trabajar para mejorar la sociedad
  • Tener muchos buenos amigos
  • Ser ricos

Gratificación instantánea

Otro aspecto que puede ser desfavorable, de acuerdo con la doctora González, es cómo nuestra evolución como sociedad nos ha llevado a desarrollar una mentalidad de respuesta inmediata.

“Debido a su experiencia de vida en la sociedad actual, muchos jóvenes han asimilado la idea de lo instantáneo. Van al banco y retiran su dinero, sin mediar intercambio con otra persona; van al lugar de comida rápida y obtienen lo que desean sin apenas esperar; o envían un mensaje de texto y otra persona contesta al momento, sin necesidad de invertir tiempo ni energía manejando los sentimientos de esa persona y qué estado de ánimo tiene al momento”, expone la psicóloga, quien añade que, de no obtenerse esa gratificación prontamente, se pueden desarrollar sentimientos de frustración. No obstante, recalca, esta conducta no se refleja solo en los millennials.

“Algunas personas se inquietan si no reciben en poco tiempo un “Like” (me gusta) en su foto o comentario. Sin embargo, no podemos decir que esa experiencia es única en los jóvenes. Hoy día, vemos que muchas personas en la adultez media también tienen la necesidad de sentirse apreciadas de manera instantánea. Esto lo notamos cuando documentan su vida, desde que se levantan hasta que se acuestan, en el mundo virtual”, resalta la psicóloga.

¿Cercanos o lejanos a  través de la tecnología?

Según la doctora González, la tecnología es un recurso maravilloso para mostrarnos la vida y la realidad de otras personas a través del mundo, ayudando a que familias que han tenido que separarse por diversas razones, como por trabajo o estudios, puedan escucharse y verse virtualmente, a pesar de la distancia. 

“Sin embargo”, explica, “si se desarrolla el hábito de solamente hablar con emoticones, mensajes de texto, chat o correos electrónicos, se pierde mucha información que solamente se puede percibir mediante el contacto uno a uno”.

En este sentido, “es importante ayudar a los millennials a ver la tecnología como un recurso para conectar y acercarse a otras personas en nuestro entorno y en otras partes del mundo; para conocer nuevas culturas, para explorar maneras diversas de pensar, para adquirir conocimiento y experiencias”, reitera la presidenta de la Asociación de Psicología de Puerto Rico, al mencionar que, en el proceso, también debemos ayudarles a notar que ello no sustituye el contacto en persona, uno a uno, y el conectar con otros a un nivel de intimidad emocional. 

Soledad y salud mental

A pesar de la connotación negativa de la soledad -considerada una debilidad en nuestra sociedad- el reporte de WGSN establece que la salud mental es una gran oportunidad en este grupo social, incluso mediante el uso de la tecnología, pues los millennials buscan afrontarla de una manera más positiva y protegida. “Prosperarán quienes tengan el bienestar en mente”, señala el informe. Otros puntos importantes de este reporte  son:

  • El creciente sentimiento de ansiedad y soledad entre los millennials provocará la demanda de interacción social a través de espacios comunales,  viviendas compartidas y espacios de trabajo compartidos.
  • Si se utiliza correctamente, la tecnología puede ser una cura para la soledad. Un estudio de 2016 sobre la plataforma social científica Research Gate, descubrió que los canales sociales basados en imágenes, como Instagram y Snapchat, pueden aliviar la soledad, creando más intimidad. 
  • Una sensación de comunidad es fundamental. Los  memes que encuentran humor en la soledad, mientras la abordan directamente son populares en este grupo. 
  • Es fundamental iniciar una conversación en torno a la soledad y a cómo aceptar ese sentimiento. 

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba