Loader
Alerta preventiva

Evita los daños permanentes del eclipse solar

Será visible en su totalidad en Estados Unidos

Photo
En Puerto Rico hay pautados varios eventos de observación abiertos al público, para presenciar el majestuoso espectáculo natural. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

A solo tres días del tan mencionado eclipse solar total, mucho se ha hablado de este fenómeno que ha creado tanta expectativa a nivel mundial, ya que en promedio, se puede ver un eclipse solar en su totalidad desde un lado específico de la Tierra cada 375 años, aproximadamente y por solo unos minutos.

Este evento, que será visible en su totalidad en Estados Unidos, contará con diversidad de transmisiones en vivo y será el más observado para los expertos en ciencias. Además, innumerables imágenes serán captadas para hacer estudios e investigación para material educativo, sin dejar de lado lo que han mencionado sobre los efectos astrológicos que generará a nivel político, mundial e individual.

Incluso, en Puerto Rico hay pautados varios eventos de observación abiertos al público, para presenciar el majestuoso espectáculo natural cuando el Sol, la Luna y la Tierra se alinearán perfectamente en el cosmos. Según la NASA, proporcionará una oportunidad “única” para que los científicos estudien el Sol, particularmente su atmósfera, conocida como la corona solar.

Así que este lunes,  21 de agosto a las 2:10 p.m. para contemplar este místico evento celestial, no te ciegues ante tanto entusiasmo generado y ten presente los daños que puede ocasionar a la vista si no tomas las debidas preocupaciones.

“Mirar directamente al sol puede ser dañino por la sensibilidad de nuestros ojos. Primero que todo, se pudiera dañar la capa lagrimal, que es la capa que se encuentra directamente frente a la córnea, por donde entran directamente los rayos de luz. Luego llegan a la retina, capa sensible a la luminosidad que genera diferentes procesos hasta llegar a la transmisión de un impulso nervioso hacia el cerebro”, indica Álex Soto, director asociado del Programa de Tecnología Oftálmica del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico.

Cuando los rayos solares chocan directamente con la retina, que tiene células fotorreceptoras, al recibir esa radiación tan potente que se manifiesta en un eclipse solar, la persona sufriría daños particularmente en el área central de la mácula, y puede provocar un escotoma central.

“Al ocurrir un escotoma central, el paciente va a tener un área negra en su visión central. Va a ver como una mancha porque esas células se dañaron por la radiación, lo que pudiera ser irreparable”, explica al señalar que esta ceguera parcial asintomática pudiera aparecer durante los primeros dos días después del eclipse. Solo en algunos casos, según estudios, de acuerdo con el  paciente y a la exposición que haya tenido, pudiera mejorar su agudeza visual después de varios meses.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba