Loader
Cáncer de seno

“Yo contra ti”: el poder de la unidad y de la fe

La organización sin fines de lucro Susan G. Komen llevó a cabo el conversatorio “Yo sin ti”, donde sobrevivientes y cosobrevivientes de cáncer del seno compartieron sus experiencias y vivencias al lidiar con esta condición.

Photo
De izq. a der.: Maribel Villegas, Laura Rosado, Amarilis Reyes, Jessie Reyes e Ivonne Orsini.
  • Compartir esta nota:

Diariamente en Puerto Rico se diagnostican con cáncer de seno a seis mujeres. Sin embargo, el 99% de los casos que son detectados a tiempo se puede curar. Este mensaje de prevención, en el cual las mujeres deberían hacerse una mamografía anualmente a partir de los 40 años es el que la organización sin fines de lucro Susan G. Komen quiere llevar a la ciudadanía. Durante esta semana, llevaron a cabo el conversatorio “Yo contra ti” en la farmacia Walgreens de San Patricio Plaza.

“Siempre estamos abiertos a tener foros que nos ayuden a educar y llevar un mensaje que salva vidas. El cáncer del seno es el cáncer más diagnosticado en las mujeres en Puerto Rico. Diariamente seis mujeres reciben el diagnóstico de cáncer de seno en Puerto Rico. A nivel mundial, cada 19 segundos hay un diagnóstico de cáncer de seno”, indicó Amarilis Reyes, directora ejecutiva de Susan G. Komen en Puerto Rico. “Esas son las estadísticas que hacen que nos levantemos todos los días con mucha energía para seguir eliminando lo que son las barreras de acceso a los servicios de salud y, más que todo, educar. Como organización aspiramos a una detención temprana del cáncer de seno”.

Esto surge como parte de una iniciativa que Susan G. Komen Puerto Rico está trabajando junto con Walgreens desde el 29 de julio al 12 de agosto, donde estarán vendiendo unas pulseras llamadas “Yo contra ti” por un dólar, que permitirá a la organización seguir con sus esfuerzos de recaudación de fondos. El 100% de los fondos recaudados se quedan en Puerto Rico para servicios directos a pacientes. “Estos conversatorios se hacen porque no hay nada como ponerle un nombre y una cara a esos números que hablamos todos los días.  “Yo contra ti” es una frase muy poderosa y que surgió de la campaña con Daddy Yankee y ha sido un lema que lo hemos abrazado”, añadió Reyes.

Durante el conversatorio participaron cuatro mujeres, tres de ellas sobrevivientes del cáncer de seno y la cuarta, una cosobreviviente que ha ayudado a su madre a batallar contra esta enfermedad. Esto es un extracto de lo que dijeron durante el conversatorio:

Laura Rosado, sobreviviente de cáncer de seno y locutora de radio

“Cuando me dijeron que tenía cáncer dejé de ser una figura pública para unirme a un batallón. Los doctores nunca te dicen la palabra cáncer cuando te están dando la noticia. Lo primero que hice fue decirles a mis padres ‘ustedes no van a enterrar a un tercer hijo, se los garantizo’. Inmediatamente me metí en la cabeza que esta enfermedad no iba a poder conmigo. Una vez hice pública la noticia, Puerto Rico me cargó y todavía me sigue cargando. En mi caso no puedo decir que tuve un cosobreviviente, sino que fue Puerto Rico completo. Le dije al cáncer, estás en mi cuerpo, pero estás alquilado. Las cosas pasan por algo en esta vida. En el caso de Jessica, a pesar de que ella no quería que ocurriera, se tuvo que quedar sin pelo para representar a todas las mujeres con cáncer”.

Jessie Reyes, sobreviviente de cáncer de seno y protagonista del vídeo de la canción “Yo contra ti”, de Daddy Yankee

“Acabada de cumplir los 30 años, fui diagnosticada con cáncer de seno. Antes de eso llevaba una vida normal junto a mi familia y amistades. Luego de ser diagnosticada, todo cambió. Tuve muchas interrogantes, lloré mucho, me frustré, tuve mucho miedo y angustia. Sin embargo, luego de un tiempo decidí que iba a enfrentar la enfermedad con valentía. Fue un reto bien grande, pero me di cuenta que podía servir de ejemplo para muchas mujeres jóvenes que también serían diagnosticadas. Rápido pensé que todo el mundo me iba a mirar diferente, pero también me decía que, si me había pasado a mí, era por algo. Esta es una enfermedad con la cual tienes que batallar, empenzando por no sentirte mal contigo mismo. No se puede perder la autoestima, hay que maquillarse, vestirse linda, pintarse el pico… No importa cómo te veas o sientas, no pierdas tu esencia, no dejes de ser tú, no le des importancia la enfermedad. No importa lo que pase en tu vida, el amor propio es muy importante. Seguro que no te vas a caer”.

Ivonne Orsini, cosobreviviente de cáncer de seno, artista de televisión y locutora de radio

“Las historias como la de Laura y Jessie son las que les dan fuerza a los pacientes de cáncer y a sus familiares. En mi caso, mi mamá era una sobreviviente de cáncer de seno hacía 25 años. Durante todos esos años, ella siempre se iba a hacer su chequeo rutinario al médico cada septiembre. Sin embargo, el año pasado, debido al paso de los huracanes Irma y María ella tuvo que posponer su visita. No fue hasta abril que se volvió a hacer el sonograma y se le encontró una mancha en el seno. Se tuvo que hacer una biopsia y resultó que era un tumor maligno. Una vez que nos dieron la noticia, mi mamá me pidió que le diera una oportunidad para procesar la noticia y yo tuve que regresar a mi trabajo a grabar un programa. En ese momento tu mundo se nubla y te bloqueas, pero a la misma vez, tienes que mostrarte fuerte y darle ánimo a esa persona. En ese momento me comuniqué con Amarilis, de Susan G, Komin, e inmediatamente me enviaron mucha información y me dieron mucho apoyo y mensajes positivos. Una cosa complicada que tenemos los que somos figuras pública es que tenemos que levantarnos diariamente y tener una actitud alegre frente a las cámaras y actuar como si nada estuviera pasando. Los familiares de pacientes de cáncer tenemos un rol fundamental, ya que tenemos que velar por ellos dentro de esta montaña rusa de emociones y mostrarles a ellos que estás segura que se van a recuperar de esta enfermedad”. ü

Maribel Villegas, sobreviviente de cáncer del seno, co sobreviviente junto a su mamá y presidenta de la Junta de Directores de Susan G. Komen

“Siempre fui una mujer energética. Cuando era joven a mi mamá le detectaron cáncer de seno y estuve junto a ella y mi papá en todo el proceso del diagnóstico, del tratamiento y de la recuperación. Conocí de primera mano todo el dolor y sufrimiento que ellos pasaron, por eso fue que cuando me diagnosticaron que tenía cáncer de seno a los 30 años y con dos hijos, una de mis preocupaciones más grandes que tenía era cómo se lo iba a decir a mis padres. Una vez pasas por ese trago amargo, empiezas a contar los días, aquellos que antes eran una rutinarios. Tuve la bendición de contar con una red de apoyo que empezó en mi hogar y en la organización Susan G. Komen, donde recibí de todos ellos mucha fuerza y energía positiva. Nadie está exento del cáncer del seno y le puede tocar a cualquiera. Tenemos que llevar el mensaje de que los chequeos rutinarios del seno tienen que ser una prioridad, ya estos salvan vidas. Una cosa que he aprendido de esta enfermedad es que cada día cuenta y te ayuda a valorar lo que está a tu alrededor. Comienzas a disfrutar las horas, los minutos y los segundos de tu vida. En Susan G. Komen tenemos un batallón de voluntarios dispuestos a ayudar a todo el que se acerque hasta allí.

  • Compartir esta nota:

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba