Loader
Explotación

Sé un abolicionista moderno

Para erradicar la trata humana existen los abolicionistas modernos, quienes se aferran en la resiliencia, la esperanza y el optimismo con un mismo fin: la libertad del ser humano

Photo
(Archivo de GFR Media)
  • Compartir esta nota:

Despojarte de la libertad, aprovecharse de tu necesidad, mientras prolifera el engaño, el abuso y el jugar con tus sueños, hasta reducirte a mercancía y a basura desechable. Estos son uno de los matices de la explotación moderna que están presente en todas partes. 

La trata humana, que representa el segundo crimen más lucrativo del mundo, no conoce de género ni raza, ni clase social. Desafortunadamente, Puerto Rico no es la excepción, aunque a muchos les cueste aceptarlo. La privación de derechos humanos fundamentales sigue rampante, además de que nuestro país constituye un lugar de origen, tránsito y destino para la trata de personas. 

Al escuchar el término “abolicionista”, muchos se remontan al momento histórico que origina el pensamiento liberal como punto de partida para el siglo 18 y 19. Sin embargo, también conocida como la esclavitud moderna, existen diversas modalidades de trata humana, que van desde la prostitución ajena, el trabajo forzado, la servidumbre por deuda, la narco explotación, la pornografía infantil y la explotación con fines reproductivos, hasta la extracción de órganos, entre otros.

Para erradicar este mal existen los abolicionistas modernos, quienes se aferran en la resiliencia, la esperanza y el optimismo con un mismo fin: la libertad del ser humano. 

“Estamos anclados en ser una voz líder, combatiente de la trata humana, como abolicionistas modernos, detallando que hoy hay más esclavos que nunca antes en la historia y que nuestro norte va a ser la educación, la prevención y la investigación. Eso nos da pie para que otras organizaciones puedan trabajar directamente con las víctimas”, expresó Bibiana Ferraiuoli, directora ejecutiva de la Fundación Ricky Martin. 

Ante la magnitud de víctimas, el enfoque para la fundación es impactar una vida a la vez, teniendo como mejor estrategia la educación de la mano de los abolicionistas modernos que de manera voluntaria ofrecen su tiempo para sensibilizar a niños, jóvenes y personas de diferentes comunidades. 

“La educación libera, la educación empodera, la educación sobre lo que es el crimen nos hace visibilizar al mismo y empoderar también a la ciudadanía a cómo y aprender a identificarlo, a tener sospecha del crimen”, manifestó Ferraiuoli.

Aunque todos los casos de trata humana tienen en común la explotación, cada país tiene su propio mercado. La trata humana se ve reflejada de manera distinta y para lograr una educación enfocada en Puerto Rico, aunque siguiendo los protocolos internacionales, ha sido fundamental la investigación, como la llevada a cabo en el 2010: “Puerto Rico: la trata humana, un reto a la invisibilidad”, liderada por el doctor César Rey en alianza con la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras. 

“Esta primera investigación fue la punta del témpano al explicar como sucedía la trata humana en Puerto Rico, que tenía un reto mayor de invisibilidad porque nosotros somos un fenómeno y no necesariamente la gente entiende si somos domésticos o si somos internacional. Obviamente, nuestra posición geográfica nos ha dejado saber que somos un país en donde se origina la trata, donde somos destinos de trata humana y transporte de trata humana hacia otros países”, especificó la directora de la fundación que lleva operando hace más de una década.  

Asimismo, de manera subsiguiente se realizaron las investigaciones “La Trata de Personas: Una forma moderna de esclavitud en Puerto Rico” y la más reciente “Violencia: género y trata”. Estas se han convertido en la zapata para conceptualizar los proyectos educativos y comunitarios de la Fundación Ricky Martin.

¿Como se ha visto la trata humana en Puerto Rico? Ejemplos de explotación sexual es el de una mamá en San Lorenzo prostituía a su hija de 11 años. Otro de los casos más notorios fue el de Betsyan “la Come Hombres”, quien tenía una red de prostitución y turismo sexual, en el que se descubrió que entre las diversas chicas que tenía iba a vender a su hija de 14 años. Explotación laboral se ve en los puntos de drogas, donde menores de edad trabajan en ellos. Otro fue el caso de un joven de 16 años que estuvo en 52 hogares sustitutos, solo por mencionar algunos. 

Entre las múltiples actividades y proyectos en los que los abolicionistas modernos se involucran, se destaca Escuelas de Luz. Este va dirigido a estudiantes de escuela superior, a quienes se empoderan, se les educa sobre el tema de la trata humana y culminan con un proyecto de autogestión comunitaria. 

“El producto de acción social de esos jóvenes es extraordinario. Y no es tan solo porque esté hecho por jóvenes, sino porque como dice Ricky: ‘los jóvenes no son el futuro, son el presente’, y los tenemos que educar y empoderar sobre el crimen de la trata humana desde temprano para que no caigan y no sean potenciales víctimas”, aseguró Ferraiuoli.

Parte de los logros alcanzados ha sido que el Código Penal de Puerto Rico ya incluye la trata humana y que el gobernador Ricardo Rosselló firmara una orden ejecutiva para crear la Coalición de Apoyo a Víctimas de Trata Humana el año pasado. 

“Tú tienes que dibujar cómo sucede este crimen en tu país para que la gente pueda abrir los ojos y entenderlo. Una vez la gente reconoce lo que es trata humana, tú te pones unos lentes imaginarios y la empiezas a ver porque se camufla”, sentenció.

Hoy existen más esclavos que nunca antes en la historia del mundo

  • 45.8 millones de víctimas alrededor del mundo
  • Crimen que genera 150 mil millones
  • 2.o crimen más lucrative en el mundo
  • 27% de las víctimas a nivel global son menores
  • 98% de las víctimas de explotación sexual son mujeres y niñas
  • 56% de las víctimas son de explotación laboral son hombres y niños

Retos

Como doctrina y filosofía, el abolicionismo aspira a eliminar inicialmente leyes y costumbres que atentan contra los valores éticos y morales que inciden en la privación de derechos de los seres humanos y, en algunos casos, derechos que no habían sido adquiridos. Tiene una larga trayectoria que no tiene que ver solamente con abolir leyes y patrones de conducta de gobiernos y de clases sociales, sino también con crear espacios y ejercicios de disfrute pleno de convivencia democrática.
 
"Hay un evento histórico de una importante trascendencia que es la aprobación en el 1948 de la Declaración Universal de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU). Esta es la primera vez a nivel planetario que los seres humanos quedamos amparados por una sombrilla internacional para velar por la concesión y disfrute de derechos sociales, económicos, políticos y culturales. La ONU en su desarrollo va creando y propiciando instituciones satélites como la Organización Mundial del Trabajo, la Organización Mundial de la Salud, y la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), esta última es la que más ha contribuído a la investigación sobre la trata humana en colaboración con Unicef y otras herramientas importantes para combatirla a nivel regional e internacional. El mapa de la violencia que cubre la trata humana no solamente incluye la esclavitud a través de la explotación sexual y laboral y el movimiento inmigratorio clandestino, sino que también se manifiesta en la venta clandestina de órganos humanos y el trasiego de drogas", indicó el Dr. Manuel Torres Márquez, quien es sociólogo y catedrático de la Universidad Interamericana de Puerto Rico. 

El también coordinador general del Centro Agenda Puertorriqueña para la Calidad de Vida, explica que ser abolicionista hoy nos da una herramienta valiosa a través de los avances tecnológicos en lo medios de comunicación y de transporte, así como a través de las redes sociales para el intercambio científico, cultural, político y económico, al igual que para el monitoreo de la violación de derechos humanos a lo largo y a lo ancho del planeta. 

"A pesar de esto, todavía son muy limitados los logros para atacar frontalmente la trata humana, ante la realidad de que las redes del crimen organizado tienen mayores medios y métodos para evadir la justicia en el ámbito local, regional e internacional. Si bien hoy contamos con mayores recursos de cuerpos de seguridad e investigación multinacionales, tales como la Interpol y Europol, estas mafias los evaden y multiplican sus prácticas esclavizantes, muchas veces en contubernio con representantes corruptos de los cuerpos de seguridad internacionales. Por otro lado, son muy pocas las instituciones que dan apoyo a las víctimas para su reincersión social desde una visión de salud integral con opciones de educación y oportunidades laborales dignas", acotó.

  • Compartir esta nota:

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba