Loader
Sabiduría mística

El significado del hilo rojo en la mano

Conoce cuál es su utilidad y sus particularidades

  • Por Virginia Gómez / Especial para Por Dentro
  • 22 ABR. 2018 - 06:00 AM
Photo
Celebridades como Madonna utilizan el famoso hilo rojo que muchas personas llevan atada en su muñeca izquierda.
  • Compartir esta nota:

Muchos de mis lectores de Facebook me han preguntado sobre el famoso hilo rojo que muchas personas llevan atada en su muñeca izquierda, incluyendo celebridades como Madonna. 

Este sencillo hilito de lana natural teñido de rojo es una antigua práctica de la Kabbalah y la persona lo porta como “protección”. La Kabbalah o Cábala no es una religión, sino un cuerpo de sabiduría mística que se enseña, paralelamente al judaísmo, a todo interesado. No obstante, no hay que ser judío para estudiarla y practicarla. 

Kabbalah significa “recibir” y sus maestros se refieren a ella como “tecnología de la sabiduría”  y no como tradición religiosa. Su libro base, El Zohar o El Libro del Esplendor, cuenta que cuando Dios creó al mundo ya existía la Kabbalah. De hecho, hace miles de años la Kabbalah ya mencionaba lo que hoy la ciencia denomina el “Big Bang”, que dio forma al universo tal y como lo conocemos hasta la fecha. ¡Se adelantaron a la ciencia!

¿Cuál es la utilidad de portar este hilito rojo y específicamente en la muñeca izquierda? Es un símbolo de protección contra la maldad que los pueblos del Oriente Medio y la cuenca del mar Mediterráneo han denominado por siglos “el mal de ojo”. Este “daño” lo producen los celos del ego. Por eso la Kabbalah nos indica que necesitamos una protección en la mano izquierda que es la de recibir. La mano derecha imparte; la izquierda recibe.

¿Cuáles son sus particularidades? 
El origen de este hilo rojo se remonta a más de 4,000 años con el patriarca bíblico Abraham, padre del judaísmo, el cristianismo y el islamismo.

El cordón tiene que ser de lana pura teñida de rojo. Simboliza la protección que Raquel, matriarca de su pueblo israelita, sigue extendiendo a sus hijos. El rojo representa nuestra sangre y sabemos que nuestros glóbulos rojos son la fuente de nuestra salud. 

Cercar nuestra muñeca con este hilo rojo es una forma de “vacunarnos”, según dice el Rav Yehuda Berg, mundialmente reconocido por diseminar las enseñanzas de la Kabbalah en palabras sencillas y asequibles por igual para hombres y mujeres de todas las edades y creencias.

Antes se reservaba solo a hombres mayores de 40 años que estudiaran la Torah. Además, el rojo es el color con la menor frecuencia en el espectro, lo cual significa que posee el nivel más bajo de negatividad. Cabe destacar que el rojo también es el color predilecto para la protección y la prosperidad por los chinos y los budistas, entre otras culturas milenarias.

Se ata en forma de círculo para cerrar el cerco de protección. Se recomienda que sea un rabino o maestro kabbalista quien lo coloque a la persona haciendo siete pequeños nudos que va atando con una bendición especial en hebreo. Aclaración: esta no es una práctica realizada por todos los rabinos, ya que hay diversidad de opiniones entre los ortodoxos y los reformistas. Los ortodoxos lo quieren mantener para sus “académicos”;  los reformistas desean que todos tengamos acceso a esos conocimientos.

El hilito rojo se deja puesto hasta que él solo se parta. Para muchos significa que cuando esto ocurre es que ya surtió su efecto de proteger a la persona de una descarga negativa y se debe reemplazar para continuar la protección. Conocemos bastantes historias de personas a quienes se les rompió el hilo prácticamente nuevo cuando trataron con situaciones o personas muy complicadas y no por el simple desgaste de una fibra natural.

Ahora que ya conocen un poco más del propósito de este hilo rojo de protección (que no lleva dijes ni adornos), cada uno es libre de elegir llevarlo o no. No se trata de dogmas de fe; solo de creer en la protección divina. 

La autora es analista de temas de ciencia y espiritualidad. Para contactarla puedes accesar www.virginiagomez.com.

  • Compartir esta nota:

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba