Loader
El uso del condón es esencial

Detén el contagio

¿Sabías que cuando te acuestas con alguien te acuestas con toda la historia sexual de esa persona? ¿Cómo es esto posible? ¿Cómo puedes evitar un contagio con VIH/sida u otra enfermedad de transmisión sexual?

Photo
El condón es el medio más sencillo de prevención. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Según la doctora Vilmary Sierra, especialista en VIH, es muy común que, al iniciar relaciones, le preguntemos mil cosas a la otra persona e, incluso, que desarrollemos una relación de absoluta confianza, más, sin embargo, fallamos al no preguntarles cuántas parejas sexuales ha tenido.

“La realidad es que al acostarte con esa persona, también te acostaste con los 5 o 6 que estuvieron con ella antes”, explica la doctora Sierra, quien enfatiza que es importante tener la confianza para preguntarle si se ha hecho las pruebas para detectar no solo el VIH, sino también otras enfermedades de transmisión sexual (ETS), pues, de esa manera se previene el contagio, abunda.

Las estadísticas hablan claro. A marzo 31 de 2018, los datos más recientes del Departamento de Salud revelan que 20,152 personas estaban contagiadas con VIH, aunque la doctora Sierra estima que ese número es mayor porque muchas personas no conocen su estatus, pues no se han hecho la prueba y continúan teniendo relaciones sexuales sin protección. En el caso de las ETS, la doctora Sierra indica que se ha visto un aumento en la prevalencia de gonorrea y sífilis entre los jóvenes y en las personas mayores de 50 años.

La especialista señala que hay varios factores que contribuyen al aumento de casos entre ciertos grupos, tanto de VIH, como de ETS. En su opinión, existe una actitud de normalización de la enfermedad, la cual, aunque incurable, puede ser tratada exitosamente con fármacos.

“Hicimos un buen trabajo haciendo que el VIH se viera como una enfermedad crónica como cualquier otra, con la que puedes vivir, pero no nos dimos cuenta de que al hacerla tan normal se iba a perder el respeto a tener cuidado al tener una relación sexual, pues, ‘si me contagio, con una pastillita puedo vivir’”, explica.

Si bien no se puede establecer un perfil de quién se contagia con VIH o una ETS, es claro que cualquiera puede estar en riesgo.

“El primer factor de riesgo que tienes para contagiarte con cualquier enfermedad de transmisión sexual, incluyendo el VIH, es el hecho de estar vivo”, enfatiza Sierra, quien añade que el segundo elemento que aumenta las probabilidades de contagio es tener relaciones sexuales y que estas se lleven a cabo sin tomar las debidas precauciones, como sería usar un condón.

Consejos preventivos

1. Usa el condón. Este es el medio más sencillo de prevención. Los condones están ampliamente accesibles y tampoco tienes que esconderte para comprarlos.

2. Sé responsable con tu salud. Si sabes que tienes una conducta de alto riesgo, que has tenido relaciones sexuales sin protección, que te estás inyectando drogas, que no conoces a la gente con la que te estás relacionando, hazte la prueba.

3. Pídele a tu pareja que se haga la prueba. Aunque toda relación se basa en la confianza, es importante hacerse la prueba una vez al año y usar protección al tener relaciones.

4. Si eres usuario de drogas, usa jeringuillas nuevas.

5. Si quedaste embarazada y no te has hecho las pruebas, háztelas.

6. Toma control del consumo de alcohol y drogas. No los mezcles.

7. Conoce con quién estás saliendo; si no conoces a la persona, háganse la prueba antes de tener sexo.

8. Habla claramente con los proveedores de salud.

9. Habla con tus hijos sobre sexualidad responsable y recuerda que aunque el sexo sigue siendo un tema tabú en muchos hogares, una de las claves es hablarle al joven y aclarar todas sus dudas.

10. Si saliste de la cárcel recientemente, realízate las pruebas de VIH y ETS.

No importa el género, te puedes contagiar. Tampoco importa tu edad, si estás sexualmente activo o si usas o no drogas. Lo esencial es prevenir.

“Yo entiendo que si empezamos desde pequeños a llamar las cosas por su nombre y a la edad de 10 u 11 años les explicamos a los niños lo que es y lo que conlleva una relación sexual,  evitaríamos muchas de estas enfermedades de contagio entre los jóvenes”, porque se cuidarían más y tendrían ese amor propio que impulsa al autocuidado, enfatiza la especialista.

“Aunque hoy día tener VIH no es una sentencia de muerte y el resto de las ETS tienen tratamiento y se curan, a lo que se debe tener miedo es a no hacerse las pruebas, a estar positivo sin saberlo y a perder oportunidades maravillosas de tener una vida más larga y saludable”, recalca, finalmente, la doctora Sierra.

  • Compartir esta nota:

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba