Loader
Relajación total

Crea una spa en tu casa

Llegó el momento exclusivo para ti: para relajarte, mimarte y cuidar la salud de tu piel

Photo
(Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

La relajación no se trata solo de tranquilidad o de disfrutar de una afición, sino de un proceso que reduce los efectos del estrés en tu cuerpo y tu mente. Al relajarte y reducir los síntomas del estrés ayuda a reducir la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la actividad de las hormonas del estrés, la tensión muscular y el dolor crónico, la fatiga, el enojo y la frustración, además de disminuir la frecuencia respiratoria, aumentar el riego sanguíneo a los músculos, mejorar la concentración y el humor, y estimular la confianza para gestionar problemas. ¡Redunda en beneficios! 

¿Por dónde comenzar? Sacar el tiempo para mimarte es vital en el cuidado de nuestro mejor atuendo, nuestra piel. El principal órgano de nuestro cuerpo merece atención especial junto con un estilo de vida saludable. 

El baño se convierte en el escenario idóneo del hogar para ese momento de pausa a la rutina y al ajoro diario. ¿Desde cuándo no preparas la bañera con agua tibia y te sumergiste? Para que el momento sea perfecto, crea un ambiente relajante y utiliza alguna vela aromática. Incluso, podrías optar por poner música suave o instrumental, y hasta con sonidos de la naturaleza. La idea es que ese espacio te provea bienestar. 

Para el cuidado de tu rostro y tu piel te ofrecemos algunos detalles sobre cómo crear exfoliantes y mascarillas caseros con solo algunos componentes naturales. Ahora bien, no necesitas salir corriendo en busca de ellos, sino ir a la nevera, al patio o a la alacena. 
Eva Devers, quien es esteticista y posee una maestría en Ciencias de Naturopatía, ofrece sus recomendaciones:

Limpieza y exfoliación de tu rostro

El primer paso es limpiar la piel de  tu rostro de manera adecuada. Esto promueve la oxigenación, elimina  las células muertas 
y las toxinas, por lo que tu piel lucirá más saludable. Más aún si empleamos maquillaje  a diario, debes limpiarla correctamente. 

Coloca en tu mano 1 pump (tamaño vellón de 10 o dime) de producto limpiador que no tenga mucho color, y mezcla con 1/4 cucharadita de bicarbonato de sodio (Baking Soda). 

Al mezclar, se hace una buena espuma y aplica en el rostro en movimiento circular (a favor de las manecillas del reloj).
Enjuaga con agua a temperatura ambiente preferiblemente. Si tienes acné y líneas de expresión, usa agua fría. 

Luego de una limpieza adecuada con exfoliación, tu rostro estará listo para aplicar una mascarilla, que pudieras aplicar tres veces por semana. Si tu rutina diaria no te lo permite, aprovecha sábado o domingo para hacerlo.

Mascarilla para brotes de acné 

Si padeces de acné, ingredientes como la miel y el aloe te lo calmarán. En el caso del limón, este resulta como ingrediente antiséptico. Mezcla los siguientes ingredientes:

  • 1/4 cucharadita de limón (no más de esta cantidad para que no resulte abrasivo) 
  • 1/2  cucharadita de miel
  • 1/2  cucharada de gel de aloe (puede ser sábila pelada, meterla en la licuadora y luego enfría en la nevera)

Deja aplicada por 20 minutos. Enjuaga con agua de templada a fría. 

Mascarilla para las líneas de expresión

Esta es una mascarilla nutritiva antiarrugas, con la que además podrás disfrutar de una aroma agradable. La miel creará un efecto de estiramiento en la piel y la rosa mosqueta te nutre. 

  • 1/2 cucharadita de miel 
  •  1/4 cucharadita o 10 gotas  de aceite de rosa mosqueta (rosehip) 

Deja aplicada por 20 minutos. Enjuaga con agua de templada a fría. 

Mascarilla para luminosidad 

¡Para todas! Desde pieles jóvenes hasta adultas, que no estén bien exfoliadas y lucen un tanto envejecida. El ácido del azúcar negra ayudará a eliminar la piel con células muertas.

  • 1 cucharada de agua destilada, preferiblemente
  • 1/4 cucharadita de azúcar negra
  • 1/4 cucharadita de zumo de limón

Diluye el azúcar negra en el agua destilada. Luego echas el limón. La mueves, esta va a quedar un poco líquida. Aplícala en la piel y retírala a los 20 minutos con agua clara. Luego de la limpieza adecuada, con esta mascarilla se logra una segunda exfoliación, por lo que la piel queda luminosa. 

Cuerpo 

Para el cuerpo, la experta recomienda como ingrediente protagonista al café. Este tratamiento, realizado con la harina promoverá circulación sanguínea y linfática. Además, la cafeína directa estimula la oxigenación y baja la inflamación ocasionada por la celulitis. Puedes practicar esta exfoliación de una a dos veces en semana. 

  • 1 cucharada de harina de café puro por cada muslo

En la bañera y con tu piel mojada, con tu mano aplica la harina directo en la piel y haz un movimiento de la rodilla hacia las caderas hasta llegar a los glúteos. Luego de aplicado, puedes enjuagar en un periodo de 3 a 5 minutos. Lograrás excelentes resultados en la piel si lo realizas con constancia.

Hidratación corporal 
Para una piel hidratada, aplica crema shea butter lo más pura posible en un movimiento de abajo hacia arriba. Esto lo puedes practicar a diario. 

  • Compartir esta nota:

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba