Loader
Desequilibrio

Estrés: enemigo de los trabajadores a todo nivel

Socialmente, el estrés ha sido asociado a condiciones negativas, sin embargo, expertos consultados advierten que este es una reacción natural del organismo frente a factores externos

  • Por El Tiempo / GDA
  • 27 MAR. 2018 - 10:15 AM
Photo
El estrés en el trabajo puede surgir por un desequilibrio de los intereses de un individuo y las condiciones reales de trabajo. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Socialmente, el estrés ha sido asociado a condiciones negativas, sin embargo, expertos consultados advierten que este es una reacción natural del organismo frente a factores externos. Dicho esto, no es para nada descabellado afirmar que el estrés no es malo, lo negativo es no saber controlarlo.

“Este término alude a una reacción adaptativa de los seres humanos, y en este sentido, lo que hace es facilitar la movilización cognitiva, emocional y comportamental que permite adaptarnos y hacer frente a situaciones que se interpretan como amenazantes o desafiantes”, explica Angélica María Vargas, profesora investigadora del Instituto de salud Pública de la Universidad Javeriana.

La causa de esta tensión puede estar alojada en un sinnúmero de factores, pero el más común es el que se asocia con el área laboral, ya que las personas permanecen la mayor parte de su día en este ambiente. Yuly Fang, directora del programa de Psicología de la Universidad Tecnológica de Bolívar, cuenta que, “el estrés en el trabajo puede surgir por un desequilibrio de los intereses de un individuo y las condiciones reales de trabajo, principalmente generada por la diferencia percibida”. Además, según la doctora Majive Majul, especialista en neurología y medicina biorreguladora, “hoy estamos enfermos de estrés, y cuando no se trata de la mejor manera hay una alteración neurofisológica de todos neurotransmisores que terminan afectando todos los sistemas: metabólico, cardíaco e inmunológico”.

De acuerdo con Silvia Díaz-Granados, psicóloga clínica, no hay cómo prevenir los momentos de estrés pero si identificarlos. “No todas las personas se estresan por las mismas situaciones, sin embargo, se ha podido identificar cuatro aspectos que están presentes en los episodios de estrés. El primero es la novedad que es que el momento en el que se toma por sorpresa a la persona, el segundo es la impredecibilidad que se entiende como una situación que se sale de las manos, el tercero es la sensación de falta de control y el cuarto es la amenaza a la estabilidad”, asegura Díaz-Granados.

Ahora bien, los síntomas del estrés pueden ser temblores, sudoración excesiva (diaforesis), diarreas, cefaleas tensionales o taquicardia. Si dura menos de una semana se le considera agudo, de lo contrario, será crónico, momento en el que se presentan alteraciones más profundas como arritmias cardíacas, colon irritable, fallas renales, aumento del colesterol y los triglicéridos. También es uno de los factores desencadenantes de la migraña.

“La persona estresada lo primero que hace es inmunosuprimirse, lo que desencadena enfermedades infecciosas, las más comunes de origen gastrointenstinal, como la gastritis; o las gripas se exacerban”, agrega la Majul. Alternativas en los tratamientos Dentro de estos está la medicina biorreguladora o la homeopatía que busca analizar los componentes metabólicos y se detoxifica el paciente mediante medicamentos naturales que, de manera biológica, regulan el organismo.

Para el doctor Jairo Guerrero, pediatra neumólogo homeópata, hay muchas posibilidades de tratamiento con fitoterapia y medicamentos homeopáticos, dilusiones de vegetales y minerales sin compuestos químicos que ayudan en problemas de depresión, ansiedad y estrés, pero “hay que mirar de fondo cuáles son los problemas del paciente, y qué desencadena los episodios depresivos o nerviosos”, dice.

Los expertos recomiendan poner en práctica hábitos de vida saludables como tener pensamientos positivos, llevar una alimentación balanceada a horas adecuadas, una higiene de sueño correcta y hacer ejercicio con frecuencia. Otras soluciones para atacar este trastorno son: las redes de apoyo debido a que hablar del tema con otras personas ayuda a desahogar e identificar las posibles soluciones.

También, las técnicas de relajación ayudan a eliminar el estrés acumulado en el cuerpo, asegura Díaz-Granados. .

Migraña, el eterno problema

El diestrés es uno de los factores que favorece la aparición de la migraña, la cual es una de las enfermedades más incapacitantes en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. Asimismo, la migraña crónica es catalogada como una afección que obstaculiza la actividad diaria, por esta razón, es importante visitar al especialista, en este caso al neurólogo para que identifique lo que la genera.

Además del dolor de cabeza intenso, otros síntomas que se pueden presentar son vómito, mareo, trastornos de la visión: visión doble, parpadeo, pueden ver líneas en zig-zag o tener visión borrosa, sensibilidad a la luz y al ruido, sudoración, defectos en el habla y hasta desmayos se pueden relacionar con la migraña, asegura Rodrigo Soto, especialista en cirugías para combatir la migraña.

Por otro lado, hay muchas teorías sobre los causantes de la migraña de acuerdo con Soto, los más comunes son: dilatación de los vasos sanguíneos del cerebro; factores genéticos; estrés constante; componentes hormonales y alimentos con componentes como la cafeína o feniletilamina que pueden causar que los vasos sanguíneos se expandan y contraigan.

¿Cómo se puede tratar esta enfermedad?

  1. Analgésicos: este es el paso a seguir inmediato para aliviar el dolor del paciente.
  2. Antiinflamatorios: cuando se identifica que la causa es por inflamación de los vasos sanguíneos es común que se tome este tipo de medicamento.
  3. Triptanes: se consideran los medicamentos más efectivos para las migrañas de intensidad moderada o grave. Algunos tratamientos combinan varios agentes, pero su abuso puede agudizar el problema en lugar de aliviarlo.
  4. Antihipertensivos: para migrañas por hipertensión arterial o por intolerancia a betabloqueantes. 
  • Compartir esta nota:
Volver Arriba