Loader
Para todas las edades

El baile: santo remedio

El baile es excelente actividad física, no hay límite de edad para disfrutarlo y si se hace en colectivo, ya sea en grupo o en pareja, genera efectos adicionales que redundan en mayor bienestar

Photo
La aceptación de la autoimagen es otro de los beneficios del baile y la actividad física. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

El baile es excelente actividad física, no hay límite de edad para disfrutarlo y si se hace en colectivo, ya sea en grupo o en pareja, genera efectos adicionales que redundan en mayor bienestar tal y como confirman gestoras culturares y maestras de baile en Puerto Rico.

La terapeuta ocupacional Angélica Rivera, quien es maestra de baile y movimiento creativo de Ballets de San Juan, ha podido ver en la práctica cómo el aprendizaje de estas disciplinas aporta a la motivación, el rendimiento físico, la salud cardiovascular, la flexibilidad, la coordinación, la buena postura, la memoria y las socialización de personas de todas las edades, incluso mujeres maduras que nunca antes habían tomado clases de ballet.

“Dentro de la teoría se les ofrece la técnica, pero queremos que tengan ejercicios cardiovasculares para que puedan tener tolerancia. Empiezan quizá tolerando nada más la primera media hora o 45 minutos de la clase, pero vas a ver un progreso. Podemos ver el progreso, cómo van aumentando flexibilidad, posicionamiento y postura. En el Ballet promovemos una buena postura, se le corrige en la clase y podemos ver cómo van reacomodando su cuerpo. Hay un componente importante en el ballet que es que tienes que memorizarte el ejercicio, podemos promover funciones mentales en esa edad y prevenimos que la capacidad mental de la persona siga disminuyendo. Y quizá el componente mayor es un componente social, donde ellas tengan allí un espacio de ocio”, enumera la terapista.

Maricruz Rivera Clemente, directora y fundadora de la Corporación Piñones se Integra (COPI), asegura que en las clases abiertas de baile de bomba y percusión que ofrecen “lo divertido y chévere es que bailan tanto niños como personas adultas juntos”. “Vas a ver la abuelita con las nietas. Hay un abuelito que lleva a su nieta y él coge la clase de percusión. Es un espacio para sentirse útiles, de sentirse bien, de compartir, de poder bailar algo con sus familiares, con sus nietos o con sus hijos, a veces ves generaciones compartiendo juntas. No nos gusta que la gente mayor se sienta intimidada porque hay jóvenes en el grupo, nos gusta que se integren, que pasen el momento, no solamente culturalmente hablando, también de forma educativa y divirtiéndose al mismo tiempo”, revela Rivera Clemente.

Además, destaca, “la bomba da el espacio pa’coquetear, así que esa coquetería que tenemos las negras y las mujeres en general nos sale”, agrega sonriendo.

La aceptación de la autoimagen es otro de los beneficios del baile y la actividad física. Hilda Guerrero, consejera y doula que hace años coordina el grupo Acuaeróbicas Piñones – Mujeres que abrazan la mar, explica que en este caso, como los movimientos se realizan en la playa, el primer reto “para la gran mayoría es el miedo a la profundidad o porque no saben nadar, y la inseguridad en su cuerpo”.

“Llegan a veces con (ropa) ‘lycra’ en todo su cuerpo. Poco a poco se van soltando y aceptando su cuerpo, y terminan usando bikini. Nuestra prioridad es sentirnos bien, saludables y fortalecer huesos. Algunas han llegado con bastón, hay fisiatras o maestros de yoga que las envían. La clase está dirigida a mujeres de cualquier edad, pero enfocada en mujeres que después de los 50 empiezan a dejar de producir estrógeno -algunas antes- y necesitamos fortalecer huesos para de alguna forma alejar la osteoporosis y la artritis de nuestras vidas, y los huesos se fortalecen al fortalecer los músculos”, recalcó.

En Puerto Rico, país caribeño donde se baila tanto, municipios, el Departamento de Recreación y Deportes, el Instituto de Cultura Puertorriqueña y organizaciones sin fines de lucro suelen ofrecer programas de actividad física libres de costo. Organizaciones no gubernamentales, comunitarias y escuelas de baile también cuentan con proyectos para los que no hay límite de edad. A continuación una muestra.  

Academia de Baile Guateque

Compañía de ballet y clases para el público de diversos géneros como ballet clásico, jazz, danza moderna, ballet folklórico y salsa, cuando hay matrícula suficiente.
787-306-3927 / Ubicada entre Corozal a Naranjito.

Acuaeróbicas Piñones – Mujeres que abrazan la mar

Este grupo encabezado por la consejera profesional y doula Hilda Guerrero, se reúne hace varios años en la Pocita de Piñones. Realiza las rutinas físicas, y también ejercicios espirituales. La cita es los jueves y sábados a las 9:00 a.m. No es necesario saber nadar.
787- 484-3523 / abrazaelmar@gmail.com

Arabian Fantasy Dance Studio

Clases para mujeres de todas las edades desde nivel básico. El estudio cuenta con el grupo Ghawazee (la predecesora), compuesto por mujeres maduras con el compromiso para ensayar y asistir a presentaciones. Clases básicas los martes en la UPR de Carolina, desde el 20 de febrero a las 8:00 p.m. Y domingos en EMPT Fitness, en Bayamón, a las 12:00 del mediodía.
787-636-1978.

Ballets de San Juan

Clases de ballet para adultos principiantes (no hay límite de edad) que quieren aprender ballet. Incluye teoría, técnica y ejercicio cardiovascular.
Miércoles de 6:00 p.m. a 7:30 p.m. y sábados de 10:00 a.m. a 11:30 a.m.
787-725-9140

Compañía y Escuela de Danza Española

Ofrecen clases a personas de todas las edades. Clases básicas para personas adultas los sábados de 11:00 a.m. a 1:00 p.m., lunes a jueves de 9:30 a.m. a 11:00 a.m., sujeto a que haya matrícula.
787-790-5330

Corporación Piñones se Integra (COPI)

La agrupación Majestad Negra ofrece clases de baile de bomba y percusión a personas de todas las edades los sábados de 10:00 a.m. a 11:00 a.m. La sesión corriente termina el 31 de marzo y la próxima comienza en agosto.
787- 410-8486 / copi1pr@gmail.com

Salseros del Oeste

Clases de salsa, bachachata, cha-cha-cha y rueda de casino, desde nivel básico hasta profesional, impartidas por el maestro Ángel Martínez. Se ofrecen en Mayagüez y Cabo Rojo de lunes a viernes a las 5:00 p.m. y sábados entre 12:00 del mediodía y 6:00 p.m.
787-618-2248

  • Compartir esta nota:

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba