Loader
Puro amor para tener salud

Donde hay amor, hay vida: los efectos positivos del amor en la salud de los niños y los adultos mayores

Un sentimiento puro y verdadero como el afecto de un padre o de un hijo a su padre mayor es esencial para un desarrollo saludable en cada una de estas etapas de la vida

  • Por Redacción de Por Dentro
  • 19 FEB. 2018 - 03:30 AM
Photo
La calidez de un sentimiento puro y verdadero como el afecto de un padre o de un hijo a su padre mayor es esencial para un desarrollo saludable en cada etapa de la vida. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Todos necesitamos amor. Pero, a aquellas personas más vulnerables y frágiles, la calidez de un sentimiento puro y verdadero como el afecto de un padre o de un hijo a su padre mayor es esencial para un desarrollo saludable en cada una de estas etapas de la vida.

En los niños

Las investigaciones en este campo han sido muy reveladoras.

De acuerdo a un estudio de la Universidad de California, una figura paterna o materna amorosa puede alterar los circuitos neuronales que influencian la salud a lo largo de la vida. Sin embargo, nota el estudio, lo contrario también puede ser cierto y se ha podido relacionar el abuso infantil con un mayor riesgo de morbilidad y mortalidad en la adultez.

Por su parte, investigadores de la Universidad de la Escuela de Medicina de la Universidad de Duke encontró que aquellos bebés de madres amorosas y atentas, crecieron más felices y resilientes, y se convirtieron en adultos menos ansiosos. El estudio involucró a 500 personas que fueron evaluadas a lo largo de sus vidas desde la infancia hasta aproximadamente los 30 años de edad. Los investigadores concluyeron que la hormona oxitocina puede haber sido responsable de este resultado, pues se libera en el cerebro en momentos en los que la persona siente amor y una fuerte conexión hacia otra persona. Para los científicos del estudio realizado en el año 2010, esta hormona ayuda a los padres a crear lazos fuertes con sus hijos, así como un sentido de confianza y apoyo que los formará positivamente.

Otro estudio publicado en el año 2013 por la publicación especializada Proceedings of the National Academy of Sciences, examinó los efectos del abuso y la falta del afecto de los padres y encontró un efecto relacionado a las experiencias negativas en la niñez temprana y a la mala salud más tarde en la vida.

En los adultos mayores

Por su parte, en los adultos mayores se ha comprobado el efecto negativo de la soledad y el desamparo social y familiar en los adultos mayores.

Un estudio relacionado a la soledad, la depresión y la sociabilidad en la edad mayor publicado por la revista de Psiquiatría Industrial, mostró que una relación entre estos elementos es de carácter multifactorial en este grupo de edad y se ve ampliamente afectado por la falta de ;lazos sociales de los viejos.

Es importante que los familiares se mantengan atentos y les brinden a sus viejos tiempo de calidad, de manera que no se sientan aislados, lo que puede dirigir al potencial desarrollo de la depresión, la cual puede conllevar otros problemas de salud en esta edad que incluyen: discapacidad, dolor y pérdida cognitiva, entre otros.

Por su puesto, mostrar empatía y amor a los viejos es un buen modelo para los niños, quienes aprenderán lo mismo, fomentando relaciones positivas entre todas las generaciones de la familia. Esto ayudará a fomentar no solo un mayor sentido de bienestar, sino también mayor autoestima, mayor sentido de autorrealización y lazos estrechos que harán que el grupo familiar se fortalezca ante la adversidad y los cambios naturales asociados a la edad de los mayores. Pero mucho ojo, no se debe confundir el amor a los adultos mayores con control o intromisión. Es importante que, en la medida en que su salud mental y física se los permita, ellos mantengan su autonomía y se les reconozca cuán importantes y útiles son.

Por supuesto, el amor y lo sentimientos asociados a este están relacionados a un mejor manejo del estrés, la depresión y la ansiedad, lo que mejorará la calidad de vida de los adultos.

Por ello, tanto con los niños como con los adultos mayores, la paciencia debe ir atada del amor, para poder manejar las diferentes etapas propias de cada edad.

La ciencia no ha escatimado en investigar los efectos del amor en la salud y el portal WebMD menciona algunos de sus beneficios, tanto de niños como de adultos en general. Estos incluyen: menos visitas al médico, menos depresión y abuso de sustancias, un mejor control de la presión arterial, menos ansiedad, controla naturalmente el dolor, ayuda a manejar mejor el estrés, ayuda a prevenir los catarros, ayuda a sanar más rápidamente y ayuda a tener una vida más longeva y más feliz.

Muy bien lo dijo Mahatma Gandhi, “donde hay amor, hay vida”.

  • Compartir esta nota:

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba